Support us

Donate

Our newsletter

Subscribe now

Take action

Send a letter

Get involved

Vacancies

Contact us

By email

By post

Tweets from our groups
 
You are here: Home / Media / Archive / 2001 / foodletteresp

foodletteresp

14 de Agosto, 2001

Robert B. Zoellik
Representante Comercial de los Estados Unidos
Oficina Ejecutiva de la Presidencia
Washington, D.C. 20508

CC: Presidente George W. Bush
Michael Moore, Director General de la OMC

Estimado Sr. Zoellick:

Nos dirigimos a Ud. para expresar nuestro rechazo al intento de Estados Unidos de minar la reciente prohibición instituida por Sri Lanka sobre los organismos genéticamente modificados, amenazando con tomar medidas en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC). También exigimos que el retraso en 60 días de su entrada en vigor a la que se comprometió el gobierno de Sri Lanka no sea usado como un pretexto para intentar eliminar la prohibición.

Los gobiernos y ciudadanos deberían tener el derecho absoluto de determinar el tipo de precauciones ambientales, de salud y seguridad en lo que se refiere a agricultura y temas de alimentación. Sri Lanka no debiera ser blanco de medidas de control o punitivas de la OMC por sus esfuerzos por proteger a sus ciudadanos de los riesgos desconocidos que presentan los organismos genéticamente modificados (OGMs) o por objeciones morales alegadas por sus habitantes.

Sri Lanka y todas las naciones tienen un fundamento científico para establecer límites a la proliferación de OGMs en este momento. Destacados organismos científicos han advertido que se están realizando más estudios de los potenciales impactos sobre la salud y el ambiente. Un estudio que data de julio de 1999, cuyo co-autor es un científico de la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental de Estados Unidos sugiere que ahora existe la posibilidad de someter a pruebas de reacciones alérgicas a una serie de variedades de granos genéticamente modificados. Estas pruebas todavía no se han realizado. La Academia Nacional de Ciencias en los Estados Unidos descubrió en un estudio publicado en el año 2000, “algunas áreas en que podría mejorarse el proceso de evaluación de riesgo para plantas transgénicas protegidas contra plagas*”. En enero de 2001, expertos de la Organización Mundial de la Salud de Naciones Unidas emitieron un informe reclamando procedimientos de prueba más estrictos para evaluar el potencial alergénico de los alimentos genéticamente modificados antes que llegaran al campos y al mercado.

La toxina bacteriana introducida por ingeniería genética en el maíz destruye el sistema digestivo de algunas especies de insectos, matándolos. En 1999, científicos de la Universidad de Cornell revelaron que el polen de este maíz genéticamente modificado puede matar a las Mariposas Monarca, una especie que no es considerada plaga. Los resultados de este estudio de laboratorio han sido desde entonces confirmados en un estudio de campo que continúa actualmente en la Universidad Estatal de Iowa. Otros estudios cuestionan los resultados, pero la falta de acuerdo científico argumenta a favor de la realización de más estudios y de mayor precaución.

Sri Lanka y todas las naciones cuentan con una base legal para la imposición de límites a la proliferación de OGMs en este momento. Un buen ejemplo de la difícil, si no imposible tarea de establecer reglamentaciones para evitar la polución genética creada por la liberación de OGMs no deseados es la reciente omisión, por parte de la Aventis CropScience y de los organismos reguladores de Estados Unidos en cuanto a impedir la liberación comercial de la variedad StarLink de maíz GM. A pesar de no haber sido nunca aprobado para consumo humano, el StarLink contaminó millones de toneladas de maíz. Provocó enormes pérdidas en los mercados exportadores y una caída del valor de toda la cosecha de maíz, perjudicando a todos los productores de maíz de los Estados Unidos. A causa de esta liberación fueron contaminadas más de 80 marcas de semillas de maíz que supuestamente no contenían StarLink. Más recientemente fueron encontrados genes de StarLink en maíz blanco, considerado anteriormente por los fabricantes de alimentos como una variedad de maíz libre de esta contaminación genética. Sri Lanka y las demás naciones tienen fundamentos para tomar medidas de precaución para prevenir similares liberaciones al ambiente de OGMs.

Sri Lanka y muchas naciones tienen un fundamento moral para establecer límites a la proliferación de OGMs en este momento. Algunos OGMs plantean problemas moralmente irreconciliables. Por ejemplo, la inserción de genes humanos en el pez tilapia hace inaceptable este OGM para los practicantes de algunas religiones en Sri Lanka.

En especial encontramos que las críticas del gobierno de los Estados Unidos están fuera de lugar, en la medida que sus propios gobiernos federales, estatales y locales ejercen controles reguladores en lo que tiene que ver con agricultura y alimentación. Estos esfuerzos de protección del ambiente, la salud y seguridad incluyen una moratoria sobre las especies acuáticas modificadas genéticamente en Maryland; una prohibición de las granjas industriales en Dakota del Sur; y la exclusión de alimentos irradiados de la normativa federal de etiquetado de alimentos orgánicos. Además, la Ley Federal sobre Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas (FIFRA) Sec. 24. [136v] (a) permite a los estados en los Estados Unidos regular el uso de plaguicidas de forma más estricta que el gobierno federal.

Estados Unidos permite claramente a sus propios gobiernos locales y estatales tomar posiciones diversas en lo que se refiera a agricultura y temas de alimentación que consideren importantes. La crítica a la posición de Sri Lanka refleja entonces un doble discurso cuando se refiere al derecho de otros gobiernos y ciudadanos a determinar sus prácticas propias. Consideramos que sería un acto de total hipocresía por parte de los Estados Unidos o cualquier otra nación el iniciar un procedimiento dentro de la OMC contra Sri Lanka. Por lo tanto, las organizaciones abajo firmantes exhortan a Usted a abstenerse de impugnar o apoyar a otros países a impugnar la prohibición sobre los OGMs recientemente implementada en Sri Lanka.

Sinceramente,
 

 

top

Document Actions