12

12/08/2010

Declaración sobre inundaciones en Pakistán

by Mercedes Camps Gonzalez — last modified 12/08/2010 17:35

Pakistán enfrenta uno de los peores desastres naturales en la historia, como consecuencia de inundaciones y deslizamientos de tierra que han provocado la muerte de miles de personas y han destruido comunidades enteras.

pakistan-floods-2010Catorce millones de personas han sido afectadas por las inundaciones y hasta el momento al menos 1.600 personas han perdido sus vidas. Se estima que alrededor de 300.000 hogares en las cuatro provincias de Pakistán han sido barridas por las aguas de la inundación, afectando a más de 10.000 habitantes.

 

En Amigos de la Tierra Internacional sentimos el dolor del pueblo paquistaní mientras luchan por su supervivencia en estos tiempos de desesperación. Estamos muy tristes por sus pérdidas. 

 

Al tiempo que expresamos nuestra solidaridad con el pueblo paquistaní y todos quienes están contribuyendo a los esfuerzos de brindar ayuda a los desplazados, prometemos trabajar sin descanso por la justicia climática, exigiendo acciones reales y urgentes para enfrentar la realidad de la crisis climática.

 

El pueblo paquistaní también es víctima de una comunidad internacional que no ha actuado ni ha atacado las causas del cambio climático. Las causas del reciente aumento de las condiciones climáticas extremas debe tratarse ahora.

 

Pakistán siempre ha tenido temporadas de monzones y durante generaciones la gente se adaptó a ellos. Sin embargo, el aumento de las condiciones meteorológicas extremas ha dejado al pueblo paquistaní incapaz de adaptarse a un cambio tan rápido y se han vuelto mucho más vulnerables.

 

La deforestación y la destrucción de otros hábitats naturales también juegan un papel en la mayor vulnerabilidad, además de los proyectos de infraestructura como las mega-represas. Tanto el gobierno paquistaní como el indio liberaron agua de sus represas a punto de explotar debido a las inunidaciones, para "salvar" a sus represas.

 

Esta acción resultó ser fatal para mucha gente que vive cerca de estas represas. Durante varios años, las comunidades y grupos de la sociedad civil lucharon contra la construcción de estas mega represas afirmando que eran potenciales catástrofes y que las comunidades vulnerables que viven a orillas del río serían las que sufrirían los peores impactos. En caso de clima extremo, como el que estamos experimentando ahora, estas personas estarían en la primera línea de afectados.

 

En una época de necesidad en Pakistán los exhortamos a donar a las organizaciones que trabajan directamente con el pueblo paquistaní para aliviar su sufrimiento.

 

A la larga esperamos que se sumen a quienes, al igual que nosotros, hacen campaña por el derecho de las comunidades a elegir sus fuentes de energía sustentables y a desarrollar patrones de consumo saludables que conducirán a sociedades sustentables.

 

Esto, junto con la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de que todos compartan los recursos de forma equitataiva dentro de los límites ecológicos, es esencial para lograr justicia climática.

 

Por más información sobre nuestro trabajo de justicia climática ir a www.foei.org/en/what-we-do/climate-and-energy

  

 Foto: Flickr/NB77

 

No mundo

map