Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Centro de prensa / archivo / 2001 / 22_may_ecuadores

22_may_ecuadores

AYUDENNOS A SALVAR LAS ULTIMAS SELVAS AMAZONICAS DEL ECUADOR

APOYE LA CAMPAÑA EN CONTRA DE LA CONSTRUCCION DEL OLEODUCTOS DE CRUDOS PESADOS

El Gobierno ecuatoriano ha otorgado una licitación a la empresa OCP, para la construcción de un oleoducto que atravesará el país de Este a Oeste, afectando zonas de alta fragilidad y de gran importancia ecológica y agrícola para el país.

Este es un oleoducto para transportar crudos pesados de mala calidad. Su longitud será de 500 Km. y pasará por las tres regiones que conforman el Ecuador continental.

La mayoría del crudo transportado provendrá del Parque Nacional Yasuní, del último bloque petrolero, que aun no ha sido licitado a favor de la industria petrolera, y por lo mismo el último rincón prístino del Parque Nacional más importante del Ecuador continental, que es a la vez el hogar del pueblo indígena Huaorani; y ampliará la frontera petrolera en los bosques amazónicos del sur del Ecuador, muy poco intervenidos, en territorios indígenas Quichua, Shuar y Achuar

OCP Ecuador es un consorcio conformado por Agip, Alberta, Kerr Mc Gee, Occidental, YPF, Perez Companc y Techint. La constructora será la empresa argentina Techint, que tiene una pésima historia ambiental. El costo supera los US$ 1.100 millones. De acuerdo a algunas fuentes, este precio es super valorado, pues el precio del mismo oleoducto en 1999 era de US$ 400 millones. La diferencia de precio, a la larga, le costará al país.

La ruta del oleoducto fue aprobada sin que exista un Estudio de Impacto Ambiental que lo respalde, tal como lo ordena la Ley de Gestión Ambiental. Tampoco hubo un proceso de consulta previa a los afectados, tal como lo ordena la Constitución de la República. Luego de aprobado el proyecto, la consultora ENTRIX tuvo apenas 2 meses para elaborar el Estudio de Impacto Ambiental de una ruta de 500 Km. que pasará por ecosistemas extremadamente complejos.

Ya que el tendido del oleoducto pasa por todos los sistemas de falla que afectan al Ecuador; en total 94 fallas, y que varios volcanes activos se encuentran en la ruta del oleoducto, incluyendo el Reventador, Antisana, Complejo Volcánico de Chacama, Guagua Pichincha y Pululahua. De especial preocupación al momento es el Guagua Pichincha, que entró en proceso de erupción recientemente. Una erupción violenta, significará que el oleoducto esté expuesto a cenizas, desplazamiento de tierra y flujos piroplásticos.

La ruta del oleoducto pasa por suelos vulnerables y con peligros de erosión; en regiones de alta pluviosidad, donde ocurre con mucha frecuencias deslaves. Un tramo del oleoducto atraviesa una zona con suelos deleznables con una alta concentración de escuelas y colegios, lo que pondría en riesgo al sector más vulnerable de la población que son los niños.

El oleoducto pasará también por otras zonas frágiles y de importancia ecológica, de hecho, pasará por todos los pisos ecológicos del país, incluyendo zonas donde nacen arroyos y ríos, zonas agrícolas de primera calidad, lugares con suelos inestables y sísmicamente activos, bosques primarios tropicales, etc. Casi 40 poblados serán afectados por el OCP.

En la ruta pasa por el valle de Mindo ha sido considerada por algunos ornitólogos como la Capital Mundial de las Aves, por ser la zona con mayor concentración de aves por unidad de área en Sud América. El oleoducto romperá corredores faunísticos importantes, afectando la fauna local. La gente local vive de la ganadería y del turismo. Ambas actividades se verán seriamente afectadas por la construcción y futuro funcionamiento del oleoducto.

El oleoducto pasa también por otras áreas protegidas y bosques protectores que previenen la erosión en las estribaciones andinas.

La cercanía a Colombia agrega un riesgo adicional al OCP, pues en ese país, han ocurrido más de 760 atentados al oleoducto en los últimos 10 años. Con la participación del Ecuador en el Plan Colombia y la agudización de la violencia en dicho país, el oleoducto puede constituir un objetivo militar importante. De hecho en el último año han habido ya cuatro atentados en el Sistema de Oleoducto Trans Ecuatoriano SOTE.

El Ecuador ya ha sufrido los impactos de oleoductos mal planificados, por es el caso del SOTE, construido hace 30 años por Texaco, el mismo que ha colapsado varias veces, produciendo muerte por quemadura de personas a lo largo del mismo.

Acción Ecológica ha impulsado desde hace años la moratoria a la expansión de la frontera petrolera en los trópicos, y el crudo que transportará este oleoducto son crudos pesados extraídos de los últimos reducto de bosque húmedo tropical amazónico virgen del Ecuador

Acción Ecológica hace un llamado a todas las personas y organizaciones que creen que la Amazonía debe sobrevivir, a apoyar la campaña en contra la construcción de este oleoducto, y a la expansión de los últimas selvas vírgenes de la Amazonía Ecuatoriana.

Si quiere apoyar esta campaña, usted puede subscribir la carta que adjuntamos, o dirigirse a:

Ministerio de Energía y Minas eiaocp@andinanet.net
y enviar una copia a amazonia@hoy.net

Gracias por su solidaridad.

top

Acciones de Documento

Prensa

Periodistas: Para consultas de medios, póngase en contacto con Niccolo Sarno, Coordinador de Medios de ATI.

niccolo

 

Tel: +31-20-6221369 (en Amsterdam, Países Bajos)

Si usted desea recibir nuestros comunicados de prensa por correo electrónico, por favor póngase en contacto con
media [at] foei.org

No mundo

map