Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Centro de prensa / archivo / 2001 / 23_july_bonnesp

23_july_bonnesp

23 julio 2001

el protocolo de kyoto esta aun a flote pero está haciendo agua

El Protocolo de Kyoto ha sobrevivido a los denodados esfuerzos de George W. Bush y del Gobierno de los Estados Unidos para matarlo, pero las tácticas obstruccionistas de los miembros del llamado "Grupo Sombrilla" (Japón, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Noruega) ha forzado al Señor Jan Pronk, Presidente de la Conferencia, y a los países que apoyan el Protocolo, a aguarlo considerablemente. "Sumideros" de bosques en los territorios de los países del Anexo 1 (comprometidos por el protocolo a reducir efectivamente sus niveles de emisión de CO2) y en los paises en vías de desarrollo; compra de cupos de emisión y otras facilidades amenazan con permitir a los países industrializados a que minimicen su acción local para disminuir la emisión de gases. Además, la implementación del mecanismo de cumplimiento ha sido parcialmente postergada por una descarada presión por parte del Japón, principalmente.

Rusia hizo grandes esfuerzos de última hora para retrasar la adopción del acuerdo, con el propósito de chantagear a las Partes de modo que permitan más "aire caliente", un eufemismo que describe uno de los principales mecanismos de alivio que el Protocolo concede a los países industrializados para seguir emitiendo gases de invernadero: El componente de comercio de emisiones, lucrativos "créditos por sumideros" que tendrán valor en futuros mercados de "créditos de carbono". Rusia puede fácilmente cumplir con sus compromisos de Kyoto, puesto que su decadencia económica ha producido una reducción efectiva de sus emisiones industriales de dióxido de carbono. Pero un uso más liberal de los "sumideros de carbono" le permitiría vender su capacidad de emisión no utilizada, a otros estados.

Las organizaciones ambientalistas estarán exigiendo una pronta ratificación del Protocolo de Kyoto, pero también exigirán que los gobiernos consideren al protocolo como sólo un primer paso para encarar el cambio climático producido por las actividades humanas y que no utilicen las facilidades otorgadas en los acuerdos de Bonn para evitar acciones nacionales efectivas. También exigirán que las reglas de cumplimiento sean aplicadas en forma rápida y aseguren que el Protocolo sea un acuerdo internacional cuyo cumplimiento sea efectivamente controlado.

La supervivencia del Protocolo de Kyoto es en sí misma un triunfo para los ciudadanos del mundo que han trabajado duramente para presionar a los gobiernos a que actúen para encarar el peligroso proceso de cambios climáticos. Esta supervivencia se puede considerar como una derrota política del Presidente Bush, quien con la arrogancia de su poder pensó que su decisión para renegar del Protocolo de Kyoto sería suficiente para matarlo.

Pero el precio de este triunfo ha sido extremadamente alto para la población del planeta. El protocolo ha sido en gran medida diluído. Su influencia en el futuro del clima de la Tierra ha sido erosionado enormemente. No se trata de una cuestión académica de toneladas y puntos porcentuales. Cada paso que nos aleje de las acciones efectivas para encarar efectivamente el cambio climático traerá más miseria y destrucción a comunidades de todo el mundo. Dejamos la Conferencia de Bonn con esperanza para el futuro, pero advertimos a los gobiernos del mundo que éste ha sido un paso muy pequeño hacia delante. Hay todavía un largo camino que andar.

top

Acciones de Documento

Prensa

Periodistas: Para consultas de medios, póngase en contacto con Niccolo Sarno, Coordinador de Medios de ATI.

niccolo

 

Tel: +31-20-6221369 (en Amsterdam, Países Bajos)

Si usted desea recibir nuestros comunicados de prensa por correo electrónico, por favor póngase en contacto con
media [at] foei.org

No mundo

map