Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Recursos / link / gmo / 46

46

  link
 

En 1999, el gobierno del Reino Unido solicitó a un consorcio de investigadores que estudiara en qué modo la plantación de cultivos transgénicos podría afectar la abundancia y la diversidad de la vida silvestre rural en comparación con la plantación de variedades convencionales de los mismos cultivos. La intención era que los resultados ayudaran al gobierno a decidir si se permitiría o no la plantación comercial de dichos cultivos transgénicos en el Reino Unido, pero nunca se pretendió que constituyeran el único factor tenido en cuenta para esta decisión. Los investigadores estudiaron tres cultivos modificados genéticamente tolerantes a herbicidas y sus pares convencionales: remolacha, colza y maíz. Se investigaron los efectos de estos cultivos sobre las malezas y los invertebrados en todo el Reino Unido durante tres zafras en el período 2000-02

resultados variados para mariposas y abejas

Los investigadores británicos encontraron que los cultivos de remolacha y colza convencionales eran mejores para muchos grupos de vida silvestre que sus pares transgénicos. Había más insectos como mariposas y abejas en los cultivos convencionales y sus alrededores, porque había más malezas donde encontrar refugio y alimento. Había también más semillas de malezas, importantes en la dieta de algunos animales, en especial de los pájaros. Se ha previsto que la decadencia a largo plazo de los bancos de semillas de malezas aumentará, causando una “disminución acelerada de especies” en los sistemas de cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas.

Sin embargo, el maíz transgénico tolerante a herbicidas era mejor para muchos grupos de vida silvestre que el maíz convencional. Había más malezas en los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas y sus alrededores, más mariposas y abejas en ciertas épocas del año, y más semillas de malezas.

En general, los campos de colza y remolacha convencionales eran los más ricos en flora y fauna, y los de cultivos de maíz convencional eran los más pobres. Los efectos se explican por las diferencias en el manejo de herbicidas, y fueron consistentes en relación con los sitios, establecimientos, años y diferentes niveles iniciales de malezas.

¿alondras extintas dentro de 20 años?

De mantenerse estas tendencias por el cultivo generalizado de transgénicos tolerantes a herbicidas, los actuales sistemas de aplicación de herbicidas asociados con la remolacha y la colza de primavera transgénicas tolerantes a herbicidas podrían exacerbar la disminución a largo plazo de las malezas, incluidas especies que son recursos alimentarios importantes para muchas especies de invertebrados, mamíferos pequeños y aves. Tres días antes de la publicación de los resultados de la evaluación a escala predial, el Departamento de Asuntos Ambientales, Alimentarios y Rurales publicó una proyección que predice que el nivel de control de malezas que habrá en caso de que se comercialicen la colza y la remolacha transgénicas llevaría en dos décadas a la extinción de las alondras por falta de alimento. Dos malezas comunes, fuente importante de alimentos para la vida silvestre, la quinoa negra (fat hen) y la pamplina (chickweed), podrían desaparecer en medio siglo.

En contraste, la abundancia de estas mismas malezas podría aumentar si se sustituyera el cultivo del maíz convencional por el de maíz transgénico tolerante a herbicidas, debido al mayor control de malezas mediante el uso de herbicidas en los cultivos convencionales comparado con los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas. Sin embargo, la validez de los ensayos con maíz fue puesta en duda cuando, una semana antes de la publicación de los resultados, la UE prohibió la atrazina y la simazina a partir de 2005. En el 75% de los cultivos no transgénicos en los estudios a nivel predial se controlaron las malezas con atrazina, por lo que esos ensayos comparativos no eran realistas respecto a las opciones futuras para el maíz.

Otra crítica es que no han habido intentos serios de evaluar el rendimiento ni la calidad de los cultivos que se plantaron. Esto significa que no hay forma de establecer si las ganancias en biodiversidad que presenta el maíz transgénico tolerante a herbicidas podrían llegar a ser aceptables en la práctica comercial; es dudoso que los cultivos transgénicos comerciales se manejen alguna vez de igual forma que los de la evaluación. El momento más importante en el control de malezas es cuando el cultivo está en la etapa de plantín. En los ensayos con cultivos no transgénicos se usaron herbicidas para controlar las malezas en la etapa inicial del crecimiento de la planta, mientras que en los ensayos con transgénicos se retrasó deliberadamente la aplicación de herbicidas para permitir el desarrollo de las malezas.

Fuente:
Farm Scale Evaluation Report:
www.defra.gov.uk/environment/gm/fse/resul ts/fse-commentary.pdf

más información:
Amigos de la Tierra Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte:
www.foe.co.uk

 

top contenido

Acciones de Documento