Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Recursos / link / mining / 26case

26case

  background="../publications/images/linkbg.gif" valign="top"> link
  

 

el sustento extraído

proyecto del oleoducto chad-camerún

"Estoy preocupado por el medio ambiente. Si miro a mi alrededor veo ríos que se secan, pájaros que desaparecen, y árboles que también mueren. Se percibe la sensación de que aquí pronto habrá un desierto. Están talando una gran franja de bosque que actuaba como nuestro escudo contra los vientos fuertes que vienen del mar. [...] Pero se nos dijo que este proyecto tiene importancia internacional. [...] No tenemos forma de oponernos, tendremos que vivir con él."
Jefe de un poblado cerca de Kribi, Camerún.

“Nos prometieron trabajos.
Nos sacaron todo lo que teníamos.
Tomaron nuestra tierra.
Tomaron nuestro bosque.
Tomaron nuestra agua.”

Sama Bailie de Camerún, hablando sobre el oleoducto.

 

Corporaciones exxon mobil [ee.uu.], chevron [ee.uu.], petronas [malasia]

El 10 de octubre de 2003, una coalición de grupos de la sociedad civil de Chad llamaron a un día nacional de luto en ocasión de la inauguración del proyecto petrolero y de construcción del oleoducto Chad-Camerún. Los grupos advirtieron que los ingresos petroleros de Chad "serán sólo otra arma en manos de una oligarquía saqueadora acostumbrada a oprimir al pueblo chadiano." A su vez, denunciaron la inseguridad e impunidad que reina en el país, que sólo aumentará con la explotación petrolera.

la financiación del oleoducto
El proyecto de oleoducto Chad-Camerún, con un valor de US$ 3.700 millones es actualmente la inversión privada más grande del África Subsahariana, y también una de las más controvertidas. Implica la perforación de 300 pozos petroleros en la región de Doba en el sur de Chad y la construcción de un oleoducto de 1.070 kilómetros de largo para transportar el petróleo desde Chad a través de Camerún hasta una estación de carga submarina en la costa atlántica. En su trayecto el oleoducto atravesará bosques tropicales, territorios de indígenas pigmeos e importantes áreas productoras de alimentos y algodón. Los derrames de petróleo resultantes tendrán un impacto enorme sobre los medios de sustento de los pobladores locales, y se ha estimado que miles de pescadores perderán su trabajo.

A fines de 1999, el proyecto parecía estar condenado al fracaso, cuando dos de las compañías involucradas, Shell y TotalFinal/Elf se retiraron del consorcio -según se dijo, en parte debido a la oposición local y ambiental de grupos entre los que se incluyen miembros de Amigos de la Tierra. Sin embargo, la empresa líder del proyecto, ExxonMobil (40%), siguió adelante con el proyecto, y ahora cuenta con el respaldo de la compañía estadounidense Chevron (25%) y la malaya Petronas (35%).

El Grupo Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones proporcionaron US$ 200 millones y US$ 120 millones respectivamente para el proyecto. El Banco Mundial, si bien financió sólo 4% del costo total, es el socio más importante del proyecto. La participación del Banco sirve como seguro de riesgo político para el consorcio y les permitió a las compañías obtener más dinero en los mercados internacionales de capitales. Los bancos han presentado el proyecto como una oportunidad para Chad de salir de su pobreza aguda, y la generación al mismo tiempo de ingresos muy necesarios para Camerún.

castigo a las comunidades y la naturaleza
Las ONGs de los dos países y otras organizaciones extranjeras exhortaron sin éxito al Banco Mundial a posponer su decisión hasta la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental adecuada. Después de la aprobación del oleoducto, insistieron en que el Banco debía tomar en cuenta los impactos sociales y ambientales en la instrumentación del proyecto.

Sin embargo, a mediados de 2002 ya estaba claro que el proyecto estaba ocasionando niveles importantes de miseria y devastación en la región. Miles de personas sufrieron la expropiación de sus tierras, sus cultivos y otras plantas fueron destruidas y sus fuentes de agua contaminadas, sin recibir compensación adecuada. Algunas víctimas no han recibido ningún tipo de compensación, incluyendo los indígenas pigmeos Bakola y Bagyeli habitantes de los bosques de Camerún.

Aunque al inicio del proyecto se habían prometido alrededor de 5.000 puestos de trabajo, la mayor parte del trabajo se les da a extranjeros, y la población local se queda con las tareas no calificadas ocasionales de corto plazo. La afluencia al área del proyecto de personas en busca de trabajo, en gran medida hombres, ha determinado el surgimiento de importantes problemas sociales para las comunidades, el aumento de la prostitución, el consumo abusivo de alcohol, y la multiplicación del VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

El oleoducto atraviesa ecosistemas sensibles y valiosos, especialmente en los bosques tropicales costeros de Camerún. El mejoramiento de los caminos temporales existentes a consecuencia del proyecto, ha promovido el talado de bosques y la caza furtiva ilegal en áreas que de otra forma habrían permanecido inaccesibles. El oleoducto atraviesa varios ríos importantes, y durante la construcción ya se han producido derrames de petróleo, con la consiguiente contaminación del sistema de aguas.

retórica versus realidad
El Banco Mundial sigue afirmando que el proyecto se está instrumentando con el apoyo de la comunidad y el aporte de las ONGs. Lo cierto es que Camerún fue calificado como el país más corrupto del mundo en 1999 y 2000 por Transparencia Internacional, un hecho que sin duda, representa un impedimento significativo para la participación real en la toma de decisiones. La situación de los derechos humanos en Chad también es sumamente problemática; el gobierno todavía no ha investigado las masacres de cientos de civiles desarmados ocurridas en 1997 y 1998 en la región productora de petróleo del país. Además, se reveló que el Presidente de Chad utilizó US$ 4,5 millones de la prima por la firma del contrato pagada por el consorcio petrolero, para comprar armas, en vez de invertirlos en salud pública, educación e infraestructura vital como había sido acordado. Desde la inauguración oficial del oleoducto en octubre de 2003, la situación de Chad se ha deteriorado todavía más: una manifestación pacífica planificada por grupos defensores de los derechos humanos fue prohibida por las autoridades, y el gobierno, violando la constitución, clausuró la única estación de radio independiente del país. En noviembre de 2003, por primera vez desde 1991, ocho personas que habían sido condenadas a muerte fueron ejecutadas por fuerzas gubernamentales. Ahora que el dinero del petróleo está comenzando a fluir, los ciudadanos de Chad temen que la represión y la inseguridad aumenten en la medida en que la "verdadera cara" del régimen quede al descubierto.

Tanto en 2001 como en 2002, grupos locales de Chad y Camerún presentaron demandas ante el Panel de Inspección del Banco Mundial, denunciando que el Banco había violado sus propias políticas durante la instrumentación del proyecto. El Panel confirmó la existencia de numeras violaciones de su política de evaluación ambiental, y en el caso de Chad, varias violaciones de sus directivas operativas sobre mitigación de la pobreza y evaluación económica. "El Banco Mundial promueve el oleoducto Chad-Camerún como un proyecto modelo que reducirá la pobreza e indemnizará los impactos ambientales. Pero la práctica ha demostrado el fracaso de la retórica del Banco confrontada con la realidad ", afirmó Samuel Nguiffo, de Amigos de la Tierra Camerún.

más información
en esto sitio
Traversing People's Lives: How the World Bank Finances Community Disruption in Cameroon, FoEI, 2002: www.foei.org/publications/pdfs/traversing.pdf
Broken Promises: The Chad Cameroon Oil and Pipeline Project; Profit at any Cost? FoEI, FoE Cameroon, FoE Netherlands, 2001: www.foei.org/publications/pdfs/promising.pdf
AT Camerún (en francés): www.cedcam.org/petrole.htm
Recorrido Virtual de Catholic Relief Services: www.catholicrelief.org/get_involved/advocacy/economic_justice/globalization/trade_and_ corporate_responsability/index.cfm

 

 

top contenido

Acciones de Documento