Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Recursos / link / mining / 38case

38case

  background="../publications/images/linkbg.gif" valign="top"> link
  

 

petróleo peligroso para los ricos

oleoducto baku-ceyhan en la region del caspio.

corporaciones bp [reino unido], socar [azerbaiján], tpao [turquía], itochu [japón], amerada hess [arabia saudita], eni [italia], statoil [noruega], unocal [ee.uu.], totalfinaelf [francia], inpex [japón], conocophillips [ee.uu.]

"Aunque existe una crisis energética permanente en Azerbaiján, los bancos de desarrollo defienden las necesidades de energía de los ciudadanos de EE.UU. antes de tener en cuenta a los pobladores de Azerbaiján que tienen acceso limitado al gas y a la electricidad. El petróleo y el gas del mar Caspio serán transportados por ductos directo a los mercados occidentales, evitando completamente a las comunidades locales."
Samir Isaev, activista local de Azerbaiján


© willemijn nagel, Carro tirado por burro cerca de Qarabok,
Azerbaiján.Donkey cart near Qarabork, Azerbaijan.

A fines de 2003, poco después de que las elecciones nacionales en Georgia y Azerbaiján produjeran levantamientos masivos, la CFI del Banco Mundial decidió financiar el oleoducto de Baku-Tbilisi-Ceyhan (BTC). Una semana más tarde, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo aprobó también fondos para ese proyecto, uno de los oleoductos más controvertidos del mundo. A pesar de las protestas de los campañistas defensores de los derechos humanos y el medio ambiente, el Banco Europeo de Inversiones y diversas agencias de créditos a las exportaciones probablemente sigan su ejemplo.

Una vez construido, este oleoducto de US$ 3.500 millones transportará petróleo desde el mar Caspio a través de Azerbaiján, Georgia y Turquía hasta el mar Mediterráneo. Estará pronto en el 2005, y con sus 1.770 kilómetros de longitud podrá transportar hasta 50 millones de toneladas de petróleo crudo por año. BTC, el consorcio del oleoducto, está dirigido por el gigante petrolero BP, e incluye a Eni (Italia), Statoil (Noruega), Unocal (EE.UU.) y TotalFinaElf (Francia).

Los promotores de la industria petrolera están anunciando este oleoducto como "el proyecto del siglo". Los defensores del proyecto argumentan que el oleoducto brindará beneficios importantes a los países participantes, transformará el contexto empresarial, y proporcionará programas de trabajo e inversión a las comunidades locales; todo esto al tiempo que protege además el medio ambiente. Sus opositores, sin embargo, creen que al financiar el proyecto las IFIs están sustentando en el poder a líderes corruptos y autoritarios y a corporaciones muy rentables, a expensas de los pobladores y el medio ambiente.

Contratos escandalosos
Es muy probable que este proyecto genere graves problemas de corrupción. Azerbaiján y Georgia están ubicados en los lugares 125 y 127 respectivamente entre los 133 países clasificados por el Índice de Percepción de Corrupción 2003 de Transparencia Internacional. Su capacidad sectorial es débil. Azerbaiján por ejemplo, es el único estado del Caspio que no tiene un plan de respuesta ante un derrame petrolero. Al promover el aumento de la inversión en las industrias extractivas de la región, el Banco Mundial está ignorando el asesoramiento de su propia unidad de evaluación, que recomendó evitar el aumento de este tipo de inversiones en situaciones de gestión deficiente.

Las organizaciones ambientales locales e internacionales, entre las que se incluyen Amigos de la Tierra Internacional, Platform, Cornerhouse, World Wildlife Fund, CEE Bankwatch y Amnistía Internacional han exhortado al Banco Mundial a dejar de financiar el oleoducto. El proyecto tiene impactos negativos inherentes de considerable magnitud, y las IFIs se verán obligadas a ignorar sus propias políticas sociales y ambientales. Los tres países involucrados han firmado "Acuerdos de País Anfitrión" que les prohíben aprobar nuevas leyes ambientales o de salud pública que puedan afectar el rendimiento financiero del oleoducto durante los próximos 40-60 años, salvo que compensen al consorcio del proyecto. En esencia, a través de estos acuerdos legales, los patrocinadores del proyecto han transferido los enormes riesgos del proyecto a los pobladores locales. Y mediante los préstamos y seguros que se esperan de las IFIs, éstas sellarán el pacto y protegerán al consorcio del proyecto

riesgos ambientales
En Georgia, el oleoducto amenaza a una importante región de protección de fauna, así como a un área de producción de la industria de agua mineral de Georgia. La industria del agua supone el 10% de las exportaciones del país, y emplea a una cantidad mayor de trabajadores que los que contratará el oleoducto en el futuro. El presidente de la Comisión de Evaluación de Impactos Ambientales de Holanda afirmó que cruzar una región de producción de agua "no resultaría aceptable para Europa Occidental. Estamos asombrados." Resulta también sorprendente que la propia Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial haya invertido en la mayor empresa productora de agua, así como en una fábrica de botellas de vidrio para esta industria. Como tal, la CFI sabotea su propia cartera de inversiones al apoyar el oleoducto BTC.

El peligro de un derrame de petróleo del oleoducto es importante, tanto a causa de terremotos como de actos de sabotaje. En Turquía, el oleoducto atravesaría líneas de fallas geológicas importantes, seis cuencas y dos áreas protegidos por la legislación nacional. En Azerbaiján, cruzaría 21 ríos importantes, produciría impactos en un ecosistema de desierto sensible y atravesaría territorios inestables con alta actividad sísmica. En Georgia, se producirían seis cruces de ríos importantes en áreas con tierras inestables con tendencia a los desprendimientos de tierras.

Los campañistas también están preocupados por la incidencia que podría tener el oleoducto en el cambio climático mundial. Una vez quemado, el petróleo que transportará el oleoducto, liberará 185 millones de toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera cada año.

problemas socials
El oleoducto atravesará regiones políticamente inestables, incluyendo el enclave armenio en Azerbaiján y las zonas kurdas en Turquía. La presencia de petróleo y dinero probablemente aumentará los conflictos y las violaciones de derechos humanos en estas áreas.

Ya resulta claro que las opiniones de los pobladores locales son prácticamente ignoradas. En Turquía, 30.000 personas viven a lo largo de la ruta del oleoducto. Estas personas no fueron consultadas en forma adecuada, a pesar de las pautas especiales del Banco Mundial en este sentido. Muchos de los habitantes dependen económicamente de sus tierras, y la compensación del consorcio por el uso de estas tierras ha sido muy baja o inexistente. En algunos casos la construcción comenzó antes de que se otorgara la compensación.

Evidentemente, el gasto de los dineros públicos y privados en proyectos como el oleoducto Baku-Tblisi-Ceyhan producirá escasísimos beneficios para la población local, y sólo exacerbará la "paradoja de la abundancia".

más información:
en este sitio
lea el articulo : Government (of United Kingdom) admits failing BP pipeline was experimental engineering (noviembre 2004)
Campaña de Baku-Ceyhan: www.bakuceyhan.org.uk
Amigos de la Tierra Holanda: www.foenl.org
Amigos de la Tierra Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte: www.foe.org/camps/intl/institutions/backuce yhan.html
Amigos de la tierra EE.UU: www.foe.org
CEE Bankwatch Network: www.bankwatch.org
The Corner House: www.thecornerhouse.org.uk/
Bank Information Centre: www.bicusa.org

 

 

top contenido

Acciones de Documento