Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Recursos / link / privatization / 14

14

  issue 107 link
enero 2005   

 

indonesia: la nueva ley de recursos hídricos y la privatización en indonesia

“El agua debe ser utilizada por quienes sacan el mayor provecho económico de ella”
Banco Asiático de Desarrollo, 2001

Las áreas de producción importantes para el Estado y relacionadas con la vida de las personas deben ser ocupadas por el Estado” .
Constitución de Indonesia (1945)

“La tierra, el agua y cualquier propiedad contenida en ellas debe ser ocupada por el Estado y debe ser usada en forma óptima para el bienestar del pueblo.”
Constitución de Indonesia (1945)

programa WATSAL – banco mundial

En 1997, el Banco Mundial concluyó que no podría seguir asistiendo al sector del agua y el riego en Indonesia si no se realizaba una importante reestructura o reforma del sector. Por este motivo, en abril de 1998 luego de la crisis económica, el Banco Mundial ofreció un programa de préstamo al gobierno de Indonesia, el Préstamo para el Ajuste del Sector de Recursos Hídricos (Water Resources Sector Adjustment Loan- WATSAL), para reestructurar el sector.

La oferta fue aceptada y en 1999 se firmó el contrato de préstamo por un monto de US$ 300 millones, con un plazo de repago de 15 años y un período de gracia de tres años. El desembolso del préstamo tendría lugar en tres etapas, y la última etapa estaría condicionada a la aprobación por parte del gobierno indonesio del proyecto de ley sobre Recursos Hídricos.

la nueva ley de recursos hídricos.

El 19 de febrero de 2004, el Proyecto de Ley de Recursos Hídricos fue aprobado por la Cámara de Representantes de Indonesia, a pesar de que la votación de la ley fue pospuesta varias veces debido a las objeciones de agricultores, consumidores urbanos, organizaciones religiosas y comunitarias, ONGs y académicos. La oposición a la ley se basó en que en algunos de sus artículos ésta abre camino a la privatización y comercialización del agua. El texto de ley no sólo permite el suministro del agua potable a cargo de empresas privadas, sino también la ocupación de los recursos hídricos –tal como las aguas subterráneas y partes de los ríos- por parte de privados, dándoles de esta forma en forma efectiva el control del agua para riego agrícola, la energía y la industria.

En lugar de intentar desarrollar modelos de gestión del agua usando un sistema más integrado que preste atención a la conservación y ofrezca mecanismos de resolución de posibles conflictos de utilización del agua, la ley está dominada por intereses económicos y tiene una fuerte influencia del Banco Mundial, que había determinado esencialmente su sustancia.

ocupación del agua

Una parte crucial de la ley es la estipulación de los Derechos de Agua, que se han convertido en el mecanismo utilizado para la asignación de los recursos hídricos al sector privado y la ocupación de los mismos. A través de este instrumento, la Ley de Recursos Hídricos establece un límite en cuanto a la cantidad y la forma en que puede utilizar el agua una comunidad. Los criterios se establecen para el uso diario de agua, dando prioridad a la utilización comercial, como lo ejemplifica la Declaración del Banco Asiático de Desarrollo: “El agua debe ser utilizada por quienes sacan el mayor provecho económico de ella”” (BAD, 2001). La asignación económica y la limitación del uso del agua significa que las comunidades tendrán que obtener permisos y pagar por el agua para actividades no comerciales, que antes habían realizado sin costo alguno.

Adicionalmente, la ley introduce el Derecho de Uso Comercial y el Derecho de Uso empresarial, lo que efectivamente permite la transferencia del control del agua de las comunidades locales y tradicionales al sector privado, y determina el derecho de cosecha de agua en los recursos hídricos existentes. Esto se debe al establecimiento de un sistema de acceso al agua basado en permisos, desarrollado bajo la ley. Mientras que esta burocracia es un impedimento para las comunidades con menores capacidades, el sistema favorece al sector privado, que tiene la capacidad de solicitar un permiso formal para ocupar y distribuir el agua. Una consecuencia de esto ha sido la asignación de recursos hídricos al sector privado, que está monopolizando cada vez más la recolección del agua y cobra por su distribución.

la privatización del agua potable y de riego

Aunque la ley no usa explícitamente la palabra “privatización”, permite al sector privado jugar un rol en la gestión del agua, y lo habilita a cobrar tasas por el uso de los servicios de agua. La participación del sector privado en muchas formas y etapas del manejo del agua es una prueba clara de la agenda privatizadora.

La Ley de Recursos Hídricos implica que la actividad agrícola será más costosa no sólo porque los productores agrícolas tendrán que pagar los nuevos costos de la gestión del agua por parte de privados, sino también porque implica el fin de los subsidios del gobierno que han existido hasta ahora. En particular, afectará a los productores de arroz de riego, que es posible que ya no puedan autosustentarse. Esto tendrá consecuencias para la soberanía alimentaria y puede determinar que Indonesia pase a depender de la importación de alimentos.

constitución y violación

La Constitución de Indonesia de 1945 garantiza el acceso igualitario al agua, como derecho humano básico, y es responsabilidad del estado suministrarlo. La privatización y comercialización de la gestión del agua viola este derecho, y la Ley de Recursos Hídricos restringe el rol del estado como regulador. En la práctica, esto significa que el estado no tendrá control sobre el manejo del agua ni asegurará el suministro de agua de buena calidad.

El rol social del estado no puede ser sustituido por el sector privado que tiene como principal objetivo el lucro; y los sectores más vulnerables de la sociedad, los pobres y los enfermos, serán los que estén más expuestos y quienes tengan más dificultades para acceder a agua potable para el consumo.

En julio de 2004, WALHI/Amigos de la Tierra Indonesia junto a la Federación de Asociaciones de Agricultores Indonesios, la Alianza de Pueblos Indígenas y muchas otras instituciones, iniciaron una demanda legal contra la Ley de Recursos Hídricos ante la Corte Constitucional.

por más información:
WALHI / Amigos de la Tierra Indonesia :

© walhi/foe indonesia

 

 

top table of contents

Acciones de Documento