Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Recursos / link / privatization / 55

55

  issue 107 link
enero 2005   

 

costa rica: biopiratería y el caso de inbio

En octubre de 1989, se creó el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), una asociación privada sin fines de lucro, que desarrolla actividades de interés público. Su objetivo era realizar un inventario de la biodiversidad nacional en el ámbito de una sola entidad y poner esta información al servicio del país.

En 1991, en el marco de un negocio de un millón de dólares, INBio comenzó la venta de muestras biológicas al gigante farmacéutico Merck. Los términos del contrato se mantuvieron en secreto, a pesar de que INBio estaba negociando bienes públicos. Por otra parte, el contrato no hacía mención a algunos temas importantes para el país, tales como el número de muestras incluidas, el porcentaje de las regalías que eventualmente corresponderían al país, la propiedad de las patentes, los impactos de las patentes sobre las comunidades locales y la posible erosión de la soberanía.

La relación entre INBio y el sector corporativo continuó con un contrato con Diversa Corporation en 1995, que fuera renovado en 1998. Presentado en una conferencia de prensa del CDB como un ejemplo de acceso a los recursos genéticos y de distribución de los beneficios generados por los mismos, el contrato permitió a ambos socios la recolección de muestras de microorganismos en manglares, arrecifes de coral, suelos de bosques y otras ubicaciones. Diversa buscaba enzimas y proteínas estructurales que pudieran usarse en biotecnología, la protección de cultivos y productos farmacéuticos. Bajo los términos del contrato, todas las secuencias de ADN que INBio aislara para Diversa serían propiedad de Diversa. A cambio, Diversa pagaría el salario de al menos un miembro del personal de INBio, permitiéndole utilizar tecnología de su propiedad para la recolección de muestras. Por otra parte, INBio recibiría un canon por propiedad intelectual en caso de que Diversa otorgara licencias sobre un producto basado en las muestras obtenidas por INBio.

Debe cuestionarse si éste fue un negocio justo. El CDB no dijo nada sobre si habrá mecanismos de control para determinar la existencia de productos derivados de las muestras de biodiversidad que fueron objeto de apropiación. Tampoco cuestionó el significado que podría tener la privatización de la biodiversidad para los países pobres, en términos de su cultura, su visión del mundo, o al menos en términos de su capacidad de investigación.

Desde 1999, INBio ha recibido apoyo financiero del Banco Inter Americano de Desarrollo para iniciar cursos de capacitación para que las compañías puedan desarrollar la investigación y venta de productos farmacéuticos obtenidos de hierbas, cortezas de árboles y otros materiales vegetales naturales. El resultado final ha sido el desarrollo de compañías para la venta de cápsulas en el mercado doméstico para el tratamiento de enfermedades benignas como dolor de estómago y acné. Las cápsulas básicamente contienen lo que los curanderos tradicionales han ofrecido a sus pacientes durante miles de años. Con fondos de una institución financiera internacional, INBio utiliza las plantas nativas y el conocimiento tradicional para promover su apropiación en manos de una serie de compañías.

Estos ejemplos exitosos de biopiratería están llenos de promesas incumplidas y promueven un modelo de desarrollo que es muy ajeno a las necesidades de la sociedad y a la protección del medio ambiente. INBio es una institución privada que facilita la privatización de la biodiversidad de Costa Rica, y a la que se publicita como un modelo de empresa exitosa en el campo de la venta de biodiversidad a corporaciones a nivel nacional e internacional. INBio ha pretendido mostrar sus ganancias como un beneficio para el país, a pesar de que la contribución monetaria no ha sido tan lucrativa como era de esperar, de acuerdo a lo establecido cuando firmaron el contrato con Merck. En resumen, vendieron a bajo precio la invaluable biodiversidad de Costa Rica.

 

top table of contents

Acciones de Documento