Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Qué hacemos / agrocombustibles / aprenda más

aprenda más

Gobiernos del Norte y del Sur conjuntamente con las Instituciones Financieras Internacionales han estado promoviendo activamente los agrocombustibles, principalmente actuando como factores facilitadores y promotores de los intereses de las grandes empresas transnacionales.

El problema

 

El alza de los precios del petróleo, junto a la necesidad de la mayoría de los países industrializados de reducir su dependencia energética de los países productores de petróleo políticamente inestables, ha empujado a los países enriquecidos del Norte a impulsar la producción interna de agrocombustibles, así como a promover la producción de agrocombustibles en los países del Sur para poder mantener sus niveles de consumo de energía. Esta situación está impactando seriamente a las comunidades y ecosistemas vulnerables en el Sur.

 

Varios países son testigos de la ocupación de tierras a manos de las grandes empresas y agronegocios en detrimento de los medios de sustento de las comunidades locales, los bosques y otros ecosistemas, conjuntamente con masivas violaciones a los derechos humanos, La producción de agrocombustibles, entre otras prácticas productivas, está generando serios daños ambientales y erosionando las posibilidades de la gente de controlar la producción, comercio y consumo de alimentos, dado que más y más tierras agrícolas están siendo destinadas a los cultivos energéticos.

 

Al mismo tiempo, numerosas investigaciones han demostrado que los agrocombustibles no reducirán los niveles de gases de efecto invernadero. Los problemas enfrentados en el debate sobre los agrocombustibles son síntomas del sistema económico-político mundial y su capacidad inherente de generar desigualdad social y degradación ambiental en nombre del desarrollo. La producción de agrocombustibles responde a las necesidades de este sistema económico al incrementar la producción y el consumo, alimentando la necesidad de materias primas y energía, y exigiéndole al mismo tiempo a los ecosistemas absorber los desechos.

 

La solución

 

Continúa siendo clave la investigación en tecnologías para la generación de energías renovables y en eficiencia energética, si queremos reducir drásticamente las emisiones de CO2. Sin embargo, para hallar una solución sustentable resulta fundamental abordar la totalidad de la estructura del sistema de producción y consumo. Se trata de un sistema impulsado por las empresas transnacionales para mantener altos niveles de consumo para una pequeña fracción de la población mundial. Este sistema condena a las grandes mayorías del mundo a vivir a niveles por debajo de la subsistencia, haciendo que el mundo sea completamente insustentable. Entre otras cosas, esto exige repensar la forma en que la energía es producida, distribuida y gestionada. L

 

os países necesitan retornar a la autosuficiencia en la producción de alimentos y energía – lo que comúnmente se conoce como Soberanía Alimentaria y Energética. Se deben reconocer los derechos de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales a la tierra y al territorio, así como el derecho a mantener métodos agrícolas sustentables tradicionales. Las personas deberían tener la posibilidad de recuperar el control sobre su propia tierra, semillas, prácticas de toma de decisiones económicas y sociales, y por lo tanto sobre sus medios de sustento.

 

Qué hacemos

 

Nuestras acciones en torno a los agrocombustibles incluyen:

 

  • Campañas de concientización tanto en el Norte como en el Sur para informar a los/as ciudadanos/as sobre las consecuencias negativas de la producción de agrocombustibles. 
  • Presión sobre los gobiernos tanto en el Norte como en el Sur para que diseñen estrategias energéticas nacionales más sustentables y socialmente responsables.
  • Presión sobre las instituciones financieras y de desarrollo bilaterales y multilaterales para que dejen de apoyar el desarrollo del sector de los agrocombustibles.
  •  Apoyo a las luchas locales de base y de comunidades en defensa de su derecho a controlar sus propios medios de sustento y a hacer públicas sus preocupaciones.
  •  Brindar información clave y forjar vínculos entre diversas organizaciones de base y otros grupos de la sociedad civil involucrados en la lucha contra la expansión de los agrocombustibles.
  •  Promover la auto-suficiencia en la producción y consumo de energía.
Acciones de Documento