Usted está aquí: Inicio / Qué hacemos / agua / ultimos documentos / 2007 / Abril / 20 / Uruguay le dice sí a la soberanía de sus recursos hídricos

Uruguay le dice sí a la soberanía de sus recursos hídricos

by admin — last modified 20/04/2007 12:50

Resultado del referendo: 60% rechazaron la privatización del agua

uruguay

En un día histórico, más del 60% de la población uruguaya apoyó la Reforma Constitucional en Defensa del Agua, convirtiendo al agua en un derecho humano constitucionalmente establecido y estableciendo las bases para su manejo exclusivamente público, participativo y sostenible.

Este referendo fue promovido por la Comisión en Defensa del Agua y de la Vida (CNDAV) . La comisión fue creada en el 2002 en respuesta a la firma de la Carta de Intención entre el gobierno uruguayo y el Fondo Monetario Internacional (IMF) en donde se comprometía a extender la privatización de los servicios de agua potable y saneamiento a todo el país.

Las privatizaciones comenzaron el el departamento de Maldonado, primero con la presencia de la compañía multinacional francesa Suez Lyonnese Des Aux y luego con la española Aguas de Bilbao.

Al igual que la mayoría de las privatizaciones llevadas a cabo el año pasado, estos procesos han tenido consecuencias negativas.

Desde el punto de vista social, a grandes sectores se les impidió el acceso al agua potable por no poder cubrir los costos del servicio, lo cual disminuyó en gran medida la calidad de los servicios si se les compara con los anteriormente ofrecidos por la compañía estatal OSE.

Las condiciones del servicio fueron de tan baja calidad que los organismos de control de calidad giraron la recomendación de no consumir el agua ya que ésta no cumplía con los estándares mínimos de calidad.

Con respecto a las consecuencias económicas, el "negocio" le resultó realmente malo al estado uruguayo. No sólo las compañías no cumplieron con los cronogramas establecidos en los contratos, sino que tampoco pagaron los montos acordados. Esto llevó a que se solicitara una reconsideración contractual ante el Estado, el cual tuvo que asumir las pérdidas en todos los casos.

En cuanto a las consecuencias ambientales, la compañía Aguas de la Costa (una subsidiaria de Suez) fue responsable por el dragado de la Laguna Blanca, la cual se solía utilizar como una fuente para potabilizar. Debido a ello, los vecinos del departamento de Maldonado demandaron a la compañía por daños ambientales.

el agua ante todo

La victoria del plebiscito del agua fue verdaderamente una victoria social. CNDAV está compuesta por una gran gama de organizaciones sociales y políticas quienes se oponen al concepto de la mercantilización del agua.

Entre los miembros fundadores se encuentran las organizaciones de vecinos FFOSE (el sindicato de la compañía estatal del agua) y REDES-ADT (Amigos de la Tierra Uruguay). Luego de su establecimiento, la comisión se fue ampliando hasta incluir al partido socialista mayoritario Frente Amplio (ganador de las elecciones presidenciales del 31 de octubre) y a un sector del partido nacionalista.

A pesar de este apoyo político, el plebiscito del agua fue secundario en las agendas políticas y de los medios de comunicación. Asimismo, las compañías privadas, otros sectores tales como las compañías embotelladoras, y sectores comerciales conservadores (como los arroceros, silvicultores y hacendados) llevaron a cabo un cabildeo muy fuerte contra la reforma.

Durante los nueve meses anteriores a la campaña, el Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó un debate público con CNDAV, negando cualquier imposición al gobierno uruguayo y negando responsibilidad alguna con respecto al contenido de la Carta de Intención del 2002.

El trabajo se basó en las comunidades de base, lo cual transmitió el espíritu y el contenido de los artículos propuestos y eventualmente logró la Reforma Constitucional,

El resultado favorable del plebiscito abre las puertas al diseño de una política hídrica basada en una visión del agua como un bien común, a ser manejada públicamente y con criterios de participación social y sostenibilidad.

Acciones de Documento