11

11/10/2011

Sociedad civil pide a gobierno malayo que detenga plan de desarrollo de energía nuclear

by Mercedes Camps Gonzalez — last modified 11/10/2011 12:58

Organizaciones de la sociedad civil de Japón, Corea del Sur, Australia y Malasia afirmaron estar convencidas más allá de toda duda de que la energía nuclear no tiene lugar en Malasia si se pretende alcanzar un futuro de energía sustentable.

Japan blog-water-demo-1Amigos de la Tierra Australia, Japón, Corea del Sur y Malasia, junto a una serie de organizaciones de la sociedad civil exhortan al gobierno de Malasia a que aumente su apoyo a la energía sustentable en lugar de gastar el dinero de los contribuyentes en tecnología nuclear que ha quedado demostrado una y otra vez que es económica, ambiental y socialmente perjudicial.

 

Los pedidos surgen de un foro de dos días que brindó un análisis del potencial de eficiencia energética y de energía renovable para lograr un sistema energético mixto saludable en Malasia. El foro tuvo las participación de primera mano de representantes del pueblo de Fukushima afectados por el tsunami que provocó una crisis nuclear como consecuencia de la falla de tres reactores en la planta nuclear de Fukushima Daiichi.

 

Eri Watanabe, campañista de energía de Amigos de la Tierra Japón dijo:

 

"El accidente en Fukushima nos recuerda que luego de que sucede un accidente grave, los impactos ambientales y sociales son irreversibles.

 

"Hasta ahora, el gobierno japonés no puede proteger suficientemente a las personas de la radiación. Sin embargo, el gobierno continúa su política de promover la exportación de tecnología nuclear. Esto es moralmente condenable porque su propio pueblo ahora está sufriendo las consecuencias del accidente.

 

 

"Recomiendo enérgicamente al gobierno malayo y  a la gente que piensen bien antes de introducir la energía nuclear, por su prosperidad y por las  futuras generaciones".

 

Seiichi Nakate, representante de la Red Fukushima para Proteger a los Niños de la Radiación dijo:

 

"No quisiera que el pueblo malayo viviera la tragedia que vive ahora el pueblo de Fukushima. Vine aquí tan solo porque quería decirles esto. En Fukushima, más de 100.000 familias han sido separadas por el accidente nuclear. E incluso ahora un millón de personas continúan viviendo en zonas contaminadas con profundo sufrimiento.

 

"Los seres humanos deben abandonar las plantas nucleares. No debemos permitir que se construyan más plantas nucleares".

 

Kim Hye Jeong, Coordinadora Ejecutiva de Amigos de la Tierra Corea, dijo:

 

“Las tecnologías nucleares de Corea son cuestionables como lo indican los 646 accidentes en un período de 32 años desde que se instaló la primera planta nucelar en 1978.

 

“Estamos consternados de que el reactor nuclear APR1400 que aún no ha sido probado comercialmente en Corea del Sur pueda ser el tipo de reactor que el gobierno malayo está pensando en comprarnos.

 

"Condenamos el plan del gobierno surcoreano de exportar esta tecnología de mala calidad a un país en desarrollo como Malasia con la excusa de la cooperación técnica internacional", agregó.

 

El Dr. Jim Green, campañista nacional sobre asuntos nucleares de Amigos de la Tierra Australia dijo: 

 

“El uranio australiano fue utilizado en los reactores de Fukushima que fueron destruidos en marzo. Nosotros, los australianos no queremos ser resposables de desastres similares en Malasia".

 

Asimismo agregó que en un período de 50 años, un solo reactor nuclear es responsable de 1.500 toneladas de desechos nucleares de alto nivel y 35 millones de toneladas de desechos de bajo nivel radiactivo. El gobierno malayo no debería dejar este legado tóxico a las generaciones futuras.

 

Luego del foro, varios grupos malayos de la sociedad civil que estuvieron presentes prometieron trabajar juntos en una campaña en contra de la plantas nucleares propuestas.