26

26/10/2011

Rio+20 o es que -20

by PhilLee — last modified 26/10/2011 15:05
Filed Under:

Me llamo Lucia Ortiz y trabajo en Amigos de la Tierra Brasil desde hace más de 10 años. En este tiempo me sumé a Amigos de la Tierra Internacional (ATI) en las conferencias de clima de la ONU, Rio+20 (la conferencia de las Naciones Unidas sobre desarrollo sustentable) en Johannesburgo y muchas reuniones de la sociedad civil. Junio de 2012 será un momento para que Brasil vuelva a ser anfitrión de la conferencia Rio+20.

Lucia Ortiz
Lucia Ortiz

La federación está comenzando a discutir acerca de los resultados y las expectativas para Río+20 en base a las opiniones de los grupos miembro. Como miembro nacional en Brasil, quisiéramos compartir algunas de nuestras opiniones en este espacio. Los invitamos a todos a pensar libremente en forma colectiva.

 

Cómo vemos Río+20 en Brasil

Hemos sido parte del comité facilitador brasileño para Río+20 desde noviembre de 2010, en representación de Rede Brasil sobre Instituciones Financieras junto con otras veinte redes nacionales y movimientos sociales con diversas perspectivas. En este proceso hemos desarrollado nuestros puntos de vista a partir de intercambios y de pensamiento colectivo junto a nuestros aliados, mientras monitoreamos las posiciones del gobierno brasileño.

 

No hay un verdadero proceso oficial con los tres principales y nobles objetivos de la conferencia: asegurar un compromiso renovado para el desarrollo sustentable, evaluar el progreso logrado hasta la fecha y las brechas existentes (y por qué no las causas estructurales) en la aplicación de los resultados de las cumbres más importantes sobre desarrollo sustentable desde Río92 y tratar los nuevos desafíos.
La Conferencia también se centrará en dos temas: el primero ¿alguna pista? La economía verde! Y el otro, la gobernanza (o el control?) mundial del medio ambiente. Las últimas negociaciones de clima de la ONU vinculadas a los temas de desarrollo sustentable y la preparación completamente insuficiente del proceso para Rio+20 pueden darnos una pista de lo polémico que puede ser

 

Actualmente nuestras principales preocupaciones no se basan en los resultados ni en los posibles acuerdos en la conferencia en sí, ya que el “primer borrador” se conocerá recién en enero de 2012.
Como establece claramente la “Hoja de Ruta hacia Río+20” de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable (UNCSD), mientras algunas organizaciones, al igual que las empresas, se mantienen ocupadas con estos aportes oficiales, el proceso actual consiste en “recomendar estrategias a nivel nacional (políticas nacionales) que los países en desarrollo (los países no industrializados) deben implementar para enfrentar los problemas de la transición hacia la economía verde”.

 

La presión de pasarse a una economía “verde”

Ya se siente la presión sobre los pueblos del sur de acelerar estas iniciativas. Los ‘ajustes estructurales de políticas ambientales y de tenencia de tierra’, también conocidos como acaparamiento de tierra, ahora está ocurriendo a gran escala y a un ritmo alarmante. Esto es similar a los ajustes neoliberales de las políticas nacionales en la década de los 90 para liberalizar los servicios públicos, o las normas impuestas por los TLC para abrir acceso a las empresas a la tierra y a los minerales. Nos dicen que debemos adaptar nuestra legislación nacional a la nueva fase del capitalismo verde que significa liberalizar el medio ambiente para los mercados.

 

Entonces la transición a una economía verde viene en una serie de pasos descritos muy claramente por un líder comunitario de la Amazonia. El desmantelamiento de las leyes de bosques, luego la aprobación de las llamadas leyes de cambio climático (que no mencionan ninguna disminución del consumo de combustibles fósiles sino la creación de mercados de carbono cuyos derechos son reafirmados por el estado), luego nuevas leyes sobre REDD que permiten certificados conocidos como títulos verdes para ser comercializados en la bolsa de valores para compensar la contaminación de los países industrializados (que no necesitan una transición a la economía verde), y finalmente las leyes sobre el Pago de Servicios Ambientales (PES), o la internalización nacional de la Economia de los Ecosistemas y la Biodiversidad (TEEB).

 

Los instrumentos de la economia verde, REDD y los PES, implican una interpretacion concreta de los resultados de la cumbre de la ONU sobre clima en Cancún en 2010 (COP16) y de la Convención sobre Diversidad Biológica en Nagoya, 2010 (COP10). Esto amenaza la soberanía de las comunidades sobre sus territorios.

 

Al generar documentos verdes a partir de bienes comunes como el carbono, el agua, la biodiversidad e incluso los valores culturales, pretenden salvar a un sistema financiero desprestigiado en lugar de salvar a la gente o al planeta.

 

La diferencia entre el acuerdo verde mundial provisorio de Rio+20 y el neoliberal consenso de Washington es que este ultimo surgió antes de los ajustes estructurales, mientras que Rio+20 vendra después de poner una etiqueta verde a la ONU en el falso consenso que es el capitalismo verde.

 

Como dijo Nnimmo Bassey, presidente de Amigos de la Tierra Internacional: “Si Rio92 fue conocido como la Cumbre de la Tierra, Rio+20 puede concerse como la cumbre de la mercantilización de la naturaleza”.

 

El problema ya está sucediendo!

Conferencia de UNRISD: ¿Recuperando la dimensión social?

by Mercedes Camps Gonzalez — last modified 26/10/2011 15:10

Lucia Ortiz de Amigos de la Tierra Brasil escribe en nuestro blog acerca de la Conferencia del Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social realizada recientemente en Suiza.

 
La semana pasada realicé la tarea que me encomendó ATI y participé en la Conferencia del Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD) denominada "Economía Verde y Desarrollo Sustentable: Recuperando la Dimensión Social". Para empezar tenía mucha curiosidad de saber donde estaba lo social en la economía verde.

 

Durante la conferencia tuve la oportunidad de plantear las opiniones de ATI acerca de la economía verde e intercambiar y aprender de varios investigadores sociales muy comprometidos, a veces ocupados con las agendas verdes de los donantes y los organismos, pero con un pedido claro de investigación independiente sobre el cambio social real en estos tiempos de coloridos cambios.

 

Los científicos se enfrentan al desafío de derribar el muro de la falsa dicotomía entre las dimensiones social y ecológica en la ciencia moderna, que han dividido a los pueblos de la naturaleza en nuestra sociedad industrial. Tengo muchas historias y análisis para compartir de la conferencia, pero la declaración que más me gustó fue una referencia a mi discurso realizada durante la presentación del representante del PNUMA.


El representante afirmó: "No es posible realizar comparaciones con los ajustes estructurales de los 90, ya que una economía verde no se trata de un ajuste de la macroeconomía como lo fue entonces, es simplemente un 'ajuste de la estructura' (léase: de las políticas en los países en desarrollo)".

 

Ah...¿Se sienten mejor? ¡Yo no! Entonces el sistema económico está bien, los que deben adaptarse a la nueva fase capitalista son los gobiernos, las políticas, los pueblos y el medio ambiente.

 

más información

Lea el programa y los documentos de la Conferencia de UNRISD