2010

Sub-archives

13/12/2010

Fallo judicial dice 'No' a mina de oro Crucitas

by Mercedes Camps Gonzalez — last modified 13/12/2010 16:05

Amigos de la Tierra Costa Rica celebra un reciente fallo judicial que declaró inválida la licencia para la mina de oro a cielo abierto en la localidad de Las Crucitas.

crucitas mining demonstration

Amigos de la Tierra Costa Rica (AT Costa Rica), organizaciones ambientalistas y vecinos de Las Crucitas, han estado haciendo campaña contra la apertura de la región de la frontera norte a la minería durante 17 años.

 

En ese período iniciaron varios procesos legales, manifestaron frente a la mina, marcharon en el parlamento e incluso realizaron huelgas de hambre.

 

La región, al norte cerca de la frontera con Nicaragua, es rica en biodiversidad y alberga especies de árboles en peligro de extinción y el Guacamayo Verde Mayor. Supuestamente estaba protegida por las estrictas leyes de Costa Rica sobre preservación ambiental. Sin embargo, en 2008 el entonces presidente Oscar Arias anuló estas leyes al declarar que la minería en Las Crucitas sería de interés nacional.  De manera que la oposición a la mina continuó.

 

El método de minería a cielo abierto que la compañía utilizaría implica el uso de cianuro y es una de las prácticas industriales más destructivas que existe. Es considerada tan peligrosa que en mayo de 2010 el Parlamento Europeo emitió una resolución sobre la prohibición general del uso de tecnologías en base a la minería de cianuro.

 

Algo sin precedentes sucedió cuando el mandato presidencial de Oscar Arias terminó a principios de 2010 y los grupos de la oposición a la mina solicitaron a la nueva presidenta Laura Chinchilla, que derogue el decreto que declaró a la mina de interés nacional.

 

Como consecuencia el caso finalmente volvió al tribunal y el decreto de interés nacional fue declarado inválido junto con el contrato minero. El tribunal también ordenó una investigación penal del ex presidente y del ex ministro de medio ambiente por haber firmado un decreto que afirmaba que la mina de oro a cielo abierto era de interés público. El tribunal descubrió que debido a que los estudios ambientales eran incompletos, era ilegal que Oscar Arias haya firmado el decreto. 

 

Javier Baltodano, de AT Costa Rica se refirió al fallo judicial:

 

"Esta es una victoria para la Tierra, para la Naturaleza, y como movimiento siempre hemos sentido a la Federación muy cerca de nosotros".

 

Lamentablemente la lucha no está del todo terminada ya que la empresa minera ha apelado y quizá recurra al arbitraje internacional.

 

Javier Baltodano cree que la empresa minera no tiene un caso y que debería abandonar el país cuanto antes:

 

"El ex presidente Oscar Arias fue responsable, y debe ser el culpable en el caso de que la empresa minera presente una demanda", dijo, refiriéndose al Acuerdo de Libre Comercio firmado entre Costa Rica y Canadá que da lugar a este tipo de reclamos.

 

"La empresa es responsable porque continuó con el proyecto a pesar de las regulaciones claras en contra. Siguieron con el apoyo de políticos, y ellos son quienes deben responder si la empresa presenta un juicio, no el Estado costarricense".

 

Al citar a diversos referendos que han tenido lugar a lo largo de los años, Baltodano dijo que el 98 por ciento de los costarricenses se oponen a este tipo de proyectos extractivos. Cuando la decisión se vuelva definitiva, los costarricenses "nos sacaremos este peso de encima", concluyó.

 

 

Foto: flickr/betobeto

08/09/2010

Tribunal tratará pedido de Milieudefensie de inspeccionar documentos de Shell

by Mercedes Camps Gonzalez — last modified 08/09/2010 15:00

El abogado de Milieudefensie / Amigos de la Tierra Holanda - que también representa a tres campesinos nigerianos- presentó ante el tribunal de La Haya una solicitud adicional por escrito para obtener acceso a treinta documentos internos de Shell. Esto es necesario debido a que hasta el momento Shell se ha negado a permitir la inspección de los documentos. La solicitud es parte de un caso judicial* que implica a cuatro campesinos y pescadores nigerianos y Milieudefensie contra la empresa petrolera, debido a la grave contaminación de petróleo en el Delta del Níger en Nigeria.

nigerian gas flaring 2Milieudefensie y los campesinos solicitaron a Shell, a través del tribunal, los documentos que podrían brindar pruebas adicionales al caso. La empresa negó acceso. Por lo tanto el abogado de Milieudefensie y los nigerianos presentaron una solicitud adicional (denominada una declaración de respuesta), que solicita que el tribunal obligue a Shell a permitir la inspección. Shell luego puede presentar su defensa por escrito.

 

"La negativa de permitir acceso es típica de Shell", dijo Geert Ritsema de Milieudefensie. "La empresa se caracteriza por generar cortinas de humo y obstáculos para evitar ser responsabilizada por el daño y la contaminación ambiental que provocó en el Delta del Níger. Somos optimistas de que el tribunal reconocerá que los documentos que solicitamos son importantes para ayudar a los campesinos y pescadores nigerianos a defender sus derechos".

 

En 2010, Shell presentó motivos puramente legales y formales para negar el acceso a los documentos. Lo que llamó particularmente la atención es que la multinacional petrolera además afirmó que los documentos solicitados - un libro de registro diario detallando los efectos de los derrames de petróleo, según exige la ley nigeriana- simplemente no existen.

 

Milieudefensie y los nigerianos esperan poder utilizar los documentos que solicitaron para revelar nuevas pruebas de la afirmación clave en el caso: que la sede de Shell en holanda comparte responsabilidad en las acciones de su subsidiaria en Nigeria, y también en los derrames en los que se centra el caso. También se solicita acceso a los documentos sobre derrames específicos en los pueblos de Oruma y Goi.

 

antecedentes

El caso judicial de Milieudefensie y cuatro campesinos y pescadores nigerianos contra Shell consiste de tres casos de derrames de petróleo en los pueblos nigerianos de Oruma, Goi e Ikot Ada Udo. Los casos judiciales fueron presentados antes el tribunal en La Haya, donde se encuentra la sede internacional de Shell. Los demandantes nigerianos, que perdieron su sustento luego de que el petróleo que se derramó de los oleoductos de Shell se filtró a sus campos y lagunas de pesca, exigen que Shell limpie adecuadamente el petróleo y les pague una indemnización por el daño sufrido.

 

Averigua más sobre el caso, sus antecedentes y los documentos legales