Usted está aquí: Inicio / Qué hacemos / minería, petróleo y gas / últimas noticias / tambogrande

tambogrande

by admin — last modified 20/04/2007 12:46

 

solidaridad internacional con tambogrande

La amenaza de un proyecto minero en el valle agrícola más rico del país y la violación de derechos humanos

Tambogrande, uno de los valles agrícolas más ricos del Perú, ubicado al noreste de la provincia de Piura, con una población estimada en 72,736 habitantes de la cual la mayor parte es joven y rural, vive en la actualidad uno de los conflictos más importantes de su historia que amenaza la sostenibilidad y sustentabilidad de su desarrollo ante la amenaza del ingreso de la actividad minera en la zona por parte de la empresa canadiense Manhattan Minerales corporation.

Actualmente el gobierno, a través de la autoridad del sector (Ministerio de Energía y Minas) tiene la última palabra para decidir si aprueba o no el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa minera Manhattan, estudio que tiene serias falencias y cuestionamientos técnicos hechos por expertos independientes. Hasta el momento el gobierno peruano ha hecho caso omiso a la voluntad mayoritaria manifestada por la población tambograndina en la consulta vecinal realizada en junio del 2,002 donde ha rechazado la realización de actividad minera en la zona y ha reafirmado su opción por el modelo de desarrollo agroexportador.

Valor económico del Valle de San Lorenzo
Este fructífero valle representa el 40% de la producción de limón y mango nacional. La exportación de mangos da ingresos por 20 millones de dólares. De ello, se estima una ganancia neta de entre 7 y 10 millones de dólares para los exportadores locales.

San Lorenzo y Tambogrande exporta sólo el 40% de su producción de mango y el 5% de su producción de limón, lo que supone un enorme potencial para ofertar internacionalmente sus productos.

La producción de alimentos agrícolas anuales es de más de 400 mil toneladas, dando Tambogrande empleo a no menos de 15,000 trabajadores agrícolas directos frente a los 500 puestos de trabajo que ofrece la empresa minera de ingresar a la zona. El valor económico en riesgo del valle por la actividad minera es de $ 2153 millones.

Los US$ 33 millones de ingreso neto promedio anual logrado actualmente por los agricultores y trabajadores agrícolas en el Valle de San Lorenzo sería 4 veces superior al monto total conformado por el ingreso que recibiría el Estado por impuestos y el correspondiente al total de las remuneraciones que percibirían los trabajadores de la empresa minera, sin contar que una vez recibido el ingreso por impuestos, el Estado no garantiza el retorno sino una parte muy reducida a través de los gobiernos locales, sin llegar a las comunidades campesinas. El ingreso neto del valle es más de 30 veces la suma de lo que se percibiría como canon más el que recibiría los trabajadores locales de la empresa minera.

Irregularidades en la concesión minera:
Durante el gobierno de Alberto Fujimori (1999), se autorizó mediante Decreto Supremo (N° 014-99-EM) el otorgamiento de derechos mineros en esta zona a la empresa Manhattan Minerals Corp, poniendo en riesgo con ello el éxito logrado en el valle y un futuro promisorio.

Este Decreto Supremo violenta el sistema jurídico nacional, al ir contra leyes y contra procedimientos constitucionales (artículo 5 de la Ley 25284, artículo 1 y 2 de la ley 27015, artículo 4 de la ley 26505 y su Reglamento y artículo 71 de la Constitución). Además contradice los principales enunciados del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas. Contradice abiertamente el sentir de la población y de las autoridades locales que se encuentran satisfechos con los resultados obtenidos hasta el momento, aunque, por supuesto, con la expectativa de superar sus metas actuales.

A esto se suma que el Estudio de Impacto Ambiental sobre el que se determinan si procede o no el proyecto minero es realizado por al propia empresa que interesada en ejecutar el proyecto, lo que no garantiza imparcialidad ni confianza.

Amenazas del proyecto minero y la violación de derechos humanos de la población:

  • El proyecto minero está ubicado en el epicentro del Fenómeno de El Niño, en donde las lluvias son torrenciales, haciendo de las canchas de relave y el tajo abierto una amenaza constante de contaminación.
  • El proyecto minero competiría con la agricultura por el recurso del agua, que de por si ya es escaso en la zona. Además la geología del área permitiría una rápida y peligrosa formación de ácidos que afectaría la calidad del agua superficial y subterránea. En estos dos casos la agricultura resultaría perjudicada.
  • Se afectaría la zona urbana del distrito, teniendo que desalojarse aproximadamente a 1,500 familias violándose su derecho a la vivienda e incumpliéndose la normatividad nacional vigente que prohibe que se afecte o dañe al pueblo.
  • La contaminación afectaría la agroexportación de frutos que anualmente representa un ingreso de 20 millones de dólares para los agricultores locales, lo que significaría pérdida de los puestos de trabajo que brinda la agricultura en el Valle que son alrededor de 15,000.
  • La población no ha otorgado la licencia social para la realización del proyecto puesto que nunca fue consultada sobre el mismo y más bien haciendo uso de los causes institucionales y democráticos manifestó su opción por el modelo agroindustrial y la no pertinencia en la zona de la actividad minera.


El deficiente Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa Manhattan, no hace más que reflejar la falta de argumentos para evitar el daño ambiental en la zona que se produciría afectando los derechos humanos de la población consagrados en la Constitución Política del Estado y en los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos como la Convención Interamericana de DDHH, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales.

Los dirigentes populares del Frente de Defensa de Tambogrande son continuamente amenazados, agredidos por agentes de la empresa minera y hostilizados a través de denuncias policiales, llegándoseles hasta aperturar procesos judiciales a fin de disuadirlo de continuar en la defensa del Valle. En abril del año 2,001 ya fue asesinado el Presidente del Frente de Defensa del Valle, el Ingeniero Godofredo García Baca, quien recibía continuas amenazas, los pobladores responsabilizan a la empresa minera de esta muerte.

El Ministerio de Energía y Minas ya ha programado las Audiencias Públicas para la presentación del Estudio de Impacto Ambiental (5,6, y 7 de noviembre), esto constituye casi la última etapa para que el gobierno decida la procedencia o no del proyecto en la zona. El Estado peruano tiene el 20 % de acciones en este proyecto minero, constituyéndose en juez y parte. La población que ha buscado por todos todos los causes institucionales ser escuchada ha manifestado democráticamente en la Consulta Vecinal realizada en junio del 2,002 su rechazo a la actividad minera en la zona reafirmando su opción por el modelo de desarrollo agroindustrial, y no considera razonable que se violenten sus derechos y que se cambie su opción de desarrollo que posibilita un futuro sostenible y sustentable a sus hijos. Por ello las organizaciones de derechos humanos como la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú (coalición que agrupa a 61 organismos de derechos humanos en el país), otras organizaciones de derechos humanos y ambientalistas colabora y acompaña al pueblo de Tambogrande en la defensa de sus derechos humanos amenazados

Así mismo diversas organizaciones y redes internacionales como Amnistía Internacional, Rights and Democracy de Canadá, Misión Belén de Suiza y el Parlamento de Barcelona, se han pronunciado invocando al gobierno peruano que respete la decisión del pueblo de Tambogrande. Hacemos un llamado a otras redes, organizaciones y líderes políticos comprometidos con la defensa de los derechos humanos a que pronuncien y se adhieran a esta justa causa e invoquen al gobierno peruano y a las autoridades competentes que respete la decisión manifestada por la población Tambograndina y desapruebe el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa minera Manhattan y ponga fin a este conflicto, y devuelva con ello tranquilidad y la posibilidad de un futuro sostenible a la población.

Mirtha Allende Area Legal Coordinadora Nacional de Derechos Humanos - Perú
Miembro de Mesa Técnica de Apoyo a Tambogrande

lea el ATI caso

Acciones de Documento