Usted está aquí: Inicio / Qué hacemos / Pueblos Afectados y Comunidades Impactadas / experiencias desde las bases / 2009 / A luchar por nuestra sobrevivencia y la del planeta

A luchar por nuestra sobrevivencia y la del planeta

Bajo el calor implacable en la comunidad Padre Octavio Ortiz cantón La Canoa, El Bajo Lempa, El Salvador, más de cien representantes de movimientos, organizaciones y redes de Centroamérica creemos que la vida es un derecho y defenderla es un deber.

Estamos convencidos de que nuestras acciones deben ir en el sentido de una lucha por la sobrevivencia que se hace cada vez más cruda en nuestras comunidades.

Nos encontramos  para analizar los impactos del cambio climático que vivimos diariamente en nuestras comunidades, que se manifiesta en forma de inundaciones o sequías, en forma de huracanes y tornados, pero también en forma de la voracidad de las empresas trasnacionales y gobiernos que no respetan los ciclos de la Madre Tierra y que prefieren obtener ganancias desmedidas antes que preservar la vida equilibrada en nuestras comunidades.

Para evitar un colapso ambiental es urgente realizar de inmediato cambios fundamentales en el sistema político, social y económico mundial, de manera que la sabiduría ambiental y las consideraciones sociales prevalezcan sobre los intereses económicos privados y que  las decisiones trascendentales sean tomadas por las comunidades locales, campesinas e indígenas y no por las grandes corporaciones transnacionales.

Declaramos que

Lo expresado en la “declaratoria centroamericana de los pueblos y comunidades afectadas por el cambio climático” (El Salvador, junio 2008) es un constante en nuestra realidad centroamericana y mundial y reafirmamos nuestros compromisos allí expresados como organizaciones sociales, que parte de movimiento mundial por una Justicia  Climática YA!!!.

Nos enmarcamos en una lucha basada en la movilización y la difusión, la resistencia y la transformación.

Movilización y difusión como la generación de conciencia y la comunicación hacia el resto de la sociedad a todos los niveles: comunales, locales, regionales, nacionales e internacionales.

Resistencia como la defensa ante programas y proyectos que continúan amenazando la vida como destrucción de bosques, minería, grandes presas hidroeléctricas, super carreteras, tratados de libre comercio, etc.,

Transformación como la elaboración e implementación de propuestas para garantizar la sobrevivencia. Agua, alimentos, medicinas, energía, procesamiento de desechos, etc.

Trabajaremos en alianzas estratégicas regionales e internacionales basadas en la confianza política, la afinidad, la solidaridad y la reciprocidad entre las organizaciones y las comunidades locales.
Asumimos el compromiso ético y moral de denunciar a quienes atentan contra nuestro propósito de sobrevivencia, de resistencia, de transformación.

Nos comprometemos a

Ser una voz de miles  de las victimas y afectados-as que sufren todos los años por la crisis del clima.

Vigilar, denunciar y criticar las posiciones o medidas  de los gobiernos  para enfrentar el cambio climático, promoviendo nuestra visión como un movimiento social de víctima y afectados-as

Realizar alianzas con base en principios de lucha, solidaridad, trabajo local que nos permita potenciar nuestro trabajo relacionado con otros similares en el resto de Centroamérica.

Promover la iniciativa de  un Tribunal Regional para la Justicia Climática, que establezca  la responsabilidad en los verdaderos culpables que desarrollan las  causas y efectos del cambio climático.

Exigir a los gobiernos e instituciones internacionales  el no pago de la deuda externa, reconociendo la deuda ecológica y la deuda climática en nuestros países.

Relanzar acciones conjuntas, coordinadas y  simultáneas en toda la región contra el cambio climático y las políticas que lo generan como son los Tratados de Libre Comercio, la Deuda  y las políticas de privatización y exfoliación de los recursos como minería, petróleo, agrocombustibles, hidroeléctricas

Crear mecanismos de comunicación efectiva entre comunidades de base, organizaciones y redes internacionales como Amigos de la Tierra, REDLAR, OILWATCH, Vía CAMPESINA, MAELA y otras tantas que trabajan a nivel nacional como las Redes y Frentes contra la Minería, todas vinculadas a las acciones de movilización, resistencia y transformación.  Como una forma de hacer llegar los mensajes, visión, misión y trabajo de las redes, las organizaciones y los sectores como campesinos e indígenas.

Queremos un compromiso directo y leal de lucha  en todos los foros posibles y representaciones para vincular nuestras luchas locales, nacionales e internacionales con el efecto del Cambio Climático, por eso hablamos  de Justicia Climática Ya…donde las comunidades se sientan totalmente identificadas.

EXIGIMOS

A los gobiernos del Sur representar los verdaderos intereses de sus pueblos y llevar una posición innegociable con las empresas trasnacionales y sus lobistas, los gobiernos de cada país deben lograr una posición consensuada entre gobiernos y pueblos que permita situar la verdadera voluntad de las víctimas y afectados, esta es una exigencia en las acciones de la comunidad internacional que se pronunciarán en la Conferencia de las Partes COP 15 en Copenhague, en diciembre, 2009.

A los gobiernos centroamericanos enfrentar efectivamente los impactos del cambio climático en nuestros territorios, a través de la participación real de las comunidades, las políticas orientadas  hacia la construcción de la sustentabilidad y la sobrevivencia.

Las  posiciones deben ser dignas y enérgicas en los foros y actos  internacionales, en favor de la justicia climática, reclamando a los países industrializados reducir drásticamente sus emisiones y pagar la deuda histórica, no pidiendo la adaptabilidad a nuestros pueblos, sino la acción directa sobre sus empresas, debe darse un cambio radical.

A los gobiernos escuchar e incluir, de manera permanente, las opiniones y propuestas de las comunidades y las organizaciones ciudadanas en la construcción de políticas públicas relacionadas con el cambio climático.

Por un Mundo diferente, un mundo donde todos y todas seamos parte…, Una Justicia Climática, una Justicia Económica, una Justicia Energética, una Soberanía Alimentaria. YA.

Comunidad Padre Octavio Ortiz cantón  La Canoa, El Bajo Lempa, El Salvador, 5 y 6 de junio de

Acciones de Documento