Apóyanos

Donar

Nuestro boletín

Suscríbase ahora

Síguenos en ...

Twitter realfacebook Google+
flickr badgeyou-tube

 

 
Usted está aquí: Inicio / Quienes somos / focus / Dinamarca: NOAH

Dinamarca: NOAH

Les presentamos a Palle Bendsen de NOAH/ Amigos de la Tierra Dinamarca

Denmark group photoAmigos de la Tierra Dinamarca se fundó en 1969 en respuesta a la visible contaminación en Dinamarca en ese momento. Las fábricas echaban humo, los fiordos estaban siendo contaminados con aguas servidas y el uso de pesticidas perjudiciales eran comunes en aquella época.

 

inicio radical

El grupo se creó en circunstancias trágicas. Cada miércoles de noche la Universidad de Copenhague realizaba clases abiertas denominadas Noches de miércoles de Historia Natural - abreviadas NOA en danés. Una serie de clases trataron la contaminación que era muy visible en 1969.

 

Sorprendidos al descubrir la situación ambiental en su país, un grupo de estudiantes que asistieron a las clases se unieron y decidieron hacer algo al respecto. Contrataron un auditorio e invitaron a otros estudiantes y profesores para que asistieran a un evento que iban a organizar.

 

Cuando todos estaban sentados, los estudiantes cerraron las puertas y bombardearon los sentidos del público con contaminación. Una máquina lanzaba tabaco, una moto rugía alrededor del escenario mientras en el fondo se proyectaban fotos de operaciones de cáncer de pulmón  

 

Mientras el público intentaba descifrar lo que estaba sucediendo se colocó un pato vivo en el escenario, que los estudiantes procedieron a mojar con petróleo. Luego le pidieron al público perplejo, que le ahorrara el sufrimiento al animal y lo decapitara. Nadie se ofreció, entonces los propios estudiantes realizaron la horrible tarea y luego esparcieron la sangre del pato moribundo entre el público.

 

Aunque la forma de transmitir el mensaje fue traumática, el razonamiento fue claro: todos sufrimos los efectos de la contaminación y debemos actuar ahora.

 

Cuando se abrieron las puertas del auditorio y el público salió atónito, los organizadores del evento les pidieron que se sumaran a la creación de un grupo ambientalista. También le pidieron a la gente que los ayudara a pensar un nombre para el grupo recientemente fundado. Alguien sugirió que mantuvieran el nombre NOA y le agregaran la letra H para que pudieran vincularlo con el personaje bíblico que salvó a los animales. Y así nació NOAH.

 

el trabajo de NOah

noah report coverEl grupo siempre ha tenido una perspectiva holística de su trabajo, aunque a lo largo de los años se ha centrado en una serie de temas ambientales como clima, energía, agricultura, agrocombustibles, cultivos genéticamente modificados y transporte, por nombrar algunos. Procuran informar al público y a los tomadores de decisiones a través de una mezcla de activismo e información en la forma de libros, documentos e informes que producen sobre los temas que afectan a Dinamarca.

 

Desde el comienzo han sido efectivos en dar forma al debate ambiental.

 

"Cuando el ministerio de medio ambiente danés fue establecido en 1970, el ministro a cargo realizó reuniones secretas con NOAH para saber qué debía hacer" dice Palle. "Esto le dio a la organización mucha influencia desde sus comienzos".

 

"En la década del 70 NOAH jugó un papel activo en generar una nueva era de molinos en Dinamarca que ahora producen una quinta parte de la energía de país".

 

Hoy casi la mitad de las turbinas de viento del mundo son producidas por fábricas danesas.

Lamentablemente ni la influencia ni el activismo ha logrado generar un cambio positivo para otra industria por la que Dinamarca es muy famosa, la industria porcina.

 

La carne de cerdo es un gran negocio en Dinamarca. Cada año la industria cría 25 millones de cerdos en condiciones terribles, alimentados en gran medida a base de soja genéticamente modificada proveniente de América del Sur.

 

Hace unos años NOAH tuvo como blanco a los turistas alemanes que viajan a Dinamarca cada año.

 

Con la ayuda de folletos y volantes, voluntarios de NOAH aconsejaron a los turistas que no compraran productos porcinos daneses. Si bien la acción generó mucha publicidad y molestó a los productores de cerdo, Palle no es optimista acerca del futuro de una revolución ética en la industria porcina en el horizonte cercano.

 

"En Dinamarca cambiar la industria agrícola  es como pedirle al sol que se mueva en sentido contrario", dijo.

 

"Los agricultores son una pequeña parte de la población hoy en día pero tenemos esta idea de que la industria porcina es muy importante para Dinamarca - no lo es".

 

"Si no fuera por los subsidios de la UE la industria no sería rentable. Sería mucho mejor negocio si le pagáramos a los agricultores para que no hicieran nada. Si hiciéramos eso no tendríamos ese terrible olor en el campo, ni contaminación en nuestras aguas".

 

Cree que parte del problema es que la gente que vive en las ciudades está desconectada del campo y no son del todo conscientes de los problemas que enfrenta el medio ambiente.

 

"Cuando la gente va al campo, quizá adviertan, por ejemplo, el olor de las granjas porcinas pero se convencen de que no es tan malo. Si tuvieran que soportar ese olor todo el tiempo pensarían de otra manera".

 

 

tratar la causa del problema

Si bien se ha hecho mucho en Dinamarca para enfrentar los problemas de la degradación ambiental, Palle cree que el trabajo de NOAH es más difícil ahora más que nunca.

 

"Muchos de los problemas ambientales han sido tratados", dice, pero "nunca sus causas".

 

"Hemos pasado de la contaminación evidente del aire que se puede oler o ver, a los contaminantes más invisibles como los cultivos genéticamente modificados y las finas partículas de motores a diesel en las ciudades. La ropa está limpia en el jardín pero los pulmones están repletos de partículas peligrosas. 

 

"El público en general cree que las cosas están bien ahora. Hoy en día nos podemos bañar en el puerto de Copenhague, lo cual era imposible hace treinta años. Entonces, ¿cuál es el problema?

 

"Se ha logrado mucho pero la situación aquí ha cambiado. Ahora tenemos el gran monstruo del cambio climático, que es un problema mundial pero que debe ser enfrentado también a nivel local. Cuando te pones a pensar en eso te das cuenta de que está en todo lo que hacemos en la sociedad moderna".

 

Palle cree que el interés renovado en el clima, que surgió a partir de la cumbre de clima en Copenhague el año pasado, ha disminuido nuevamente y NOAH debe movilizar a la gente una vez más y decirle que la situación no está bien.

 

trabajo internacional

big ask beachEn 1986 NOAH se unió a Amigos de la Tierra Internacional (ATI) y desde entonces ha trabajado a nivel internacional para enfrentar los grandes problemas como el cambio climático.

 

Una de las primeras campañas internacionales en la que trabajaron fue la campaña Europa Sustentable en la década del 90 junto con otros grupos europeos.

 

La campaña Europa Sustentable desarrolló el concepto de espacio ambiental, el principio básico detrás de la deuda ecológica que dice que no se puede tener una situación en la que algunas personas tienen derecho a tener una mayor porción de los recursos de la tierra que las demás. Debe haber una proporción igual de carbono para cada persona en el mundo. Luego pasaron ha realizar cálculos reales sobre qué es una porción equitativa. No solo para esta generación pero también incluye a las que vienen.   

 

Este trabajo realmente está de acuerdo con la visión de medio ambiente de Palle:

 

"El medio ambiente es la única cosa más importante para que la raza humana resuelva esto. Para mí la justicia siempre ha sido la base", dice.

 

La campaña Europa Sustentable continuó informando gran parte del pensamiento y las demandas de las campañas de NOAH. Más tarde el grupo se sumó a la Campaña The Big Ask en la que los grupos de Amigos de la Tierra Europa exigieron reducciones de emisiones de carbono del 40% para 2020 en toda la Unión Europea.

 

Toda esta colaboración abrió el camino para uno de los puntos más álgidos de la historia de NOAH, la Conferencia de Clima de las Naciones Unidas en Copenhague, comúnmente conocida como COP 15.

 

exigir justicia climática en copenhague

flood-crowdNOAH juegó un papel instrumental en dar alojamiento y brindar apoyo logístico a la delegación de ATI que llegó a Copenhague en diciembre de 2009. Gracias a su dedicado equipo de voluntarios, la federación tuvo una fuerte presencia en las calles y en muchos de los foros que se realizaron a lo largo de las dos semanas de la cumbre.

 

"La COP fue un momento importante para NOAH por el Klimaforum (La cumbre de los pueblos sobre clima) y la acción de ATI, y un punto negativo por el resultado".

 

"Realmente utilizamos muchos recursos pero logramos recibir y alojar a más de 2.000 personas de todo el mundo y organizar la Inundación, la acción de Amigos de la Tierra Internacional donde más de 5.000 personas marcharon por justicia climática", dice Palle.

 

sobre palle bendsen 

palle bendsen noahNOAH ha sido parte de la vida de Palle durante décadas. Sin embargo, fue en 1995 cuando pasó a estar directamente involucrado en el grupo. 
 

Al igual que los demás en la organización, trabaja como voluntario o en base a proyectos cuando hay fondos disponibles. El grupo tiene una red flexible de cien voluntarios que van y vienen dependiendo de su situación, o que se los puede llamar para que den una mano cuando es necesario.

 

Con respecto a lo que motiva a Palle a dedicar su vida laboral al medio ambiente, dice que nunca hubo un momento decisivo, sino que ha sido una parte de su visión desde su adolescencia.   

 

Cuando era joven trabajó durante un tiempo en un buque petrolero griego junto con gente de varias nacionalidades.

 

"Vi las condiciones de trabajo de la gente que era menos privilegiada que nosotros en Escandinavia y las condiciones en las que trabajaba la gente para movilizar el petróleo del que todos dependíamos en aquellos días. Antes de la crisis de 1973 Dinamarca dependía completamente del petróleo. Luego de la crisis nos pasamos al carbón", recuerda.

 

Convertirse en padre también aumentó su conciencia ambientalista.

 

"Hace trece años cuando mis hijos eran chicos vivía en el campo donde un agricultor vecino contaminaba el agua con pesticidas y una instalación municipal de incineración de residuos cercana emitía grandes cantidades de dioxinas. Luego sucedió el desastre de Chernobyl que tuvo lugar a 1.500 kilómetros de distancia. Era solamente un tema de suerte que el viento volara para el otro lado. Vivir en el campo no era ninguna protección contra la contaminación".

 

"Cuando tienes hijos piensas en su futuro. Ahora tengo un nieto y pienso de nuevo en el futuro", concluye.

Acciones de Documento