Press release_image of global day of action during COP28

COMUNICADO DE PRENSA

Miércoles 13 de diciembre, 2023, Dubai (Emiratos Árabes Unidos) — El resultado de la COP28 no pasó satisfactoriamente las pruebas clave sobre la eliminación rápida, justa, financiada y completa de los combustibles fósiles que el mundo requiere ahora para evitar una catástrofe climática. Mientras las delegaciones oficiales aplauden el ‘Consenso de EAU’ logrado en la 28ª cumbre de la ONU sobre el clima, Amigos de la Tierra Internacional (ATI) está alarmada por las enormes rendijas incluidas en ese consenso que sólo sirven para prolongar la era de los combustibles fósiles.

“El acuerdo de la COP28 se ha quedado corto en lo que hace a los compromisos significativos acerca de la eliminación progresiva de los combustibles fósiles y el financiamiento climático urgentemente requeridos. El acuerdo abre la puerta a peligrosas distracciones –como la captura, utilización y almacenamiento de carbono, el hidrógeno, la energía nuclear, las tecnologías de remoción de carbono mediante geoingeniería y otros artilugios que mercantilizan la naturaleza– que impedirán una transición energética justa y equitativa. Y no hay nada que impida que cientos de millones de toneladas de carbono registradas como bonos o permisos de emisión o compensación de emisiones se contabilicen como ‘reducción de emisiones incontraladas’,”

explicó Sara Shaw, de ATI. 

El resultado es débil en materia de equidad, ya que no hace la debida distinción entre el papel de los países desarrollados y el de los países en desarrollo en la transición hacia la eliminación de los combustibles fósiles, a pesar de sus diferenciadas responsabilidades históricas por las emisiones. Incluye una meta global de energías renovables, pero no el dinero para hacerla realidad.

«Países ricos como Estados Unidos, Reino Unido y la UE celebraron jubilosamente el lenguaje sobre la transición en pos de la eliminación de los combustibles fósiles. Pero no olvidemos que se cuentan entre los mayores contaminadores históricos, todos ellos con enormes planes de expansión de los combustibles fósiles, lo que pone al descubierto que su postura jubilosa es claramente calculada e hipócrita. Además no han provisto el financiamiento climático debido y requerido para la reducción de emisiones, la adaptación y las pérdidas y daños en los países en desarrollo, ni en esta cumbre ni en las décadas anteriores. Es inadmisible que ahora se erijan como paladines del clima”,

continuó Shaw.

El establecimiento del mercado mundial de carbono se retrasó hasta el próximo año tras el colapso de las negociaciones sobre el mercado de carbono (en virtud del artículo 6 del Acuerdo de París) en la COP28. Esto significa una victoria para los movimientos por la justicia climática que luchan por frenar la avalancha de certificados de compensación de emisiones dañinos y sin valor, que ocurrirá cuando ese mercado entre en funcionamiento.

El fondo para Pérdidas y Daños se puso en funcionamiento al inicio de la COP28, pero persisten grandes interrogantes sobre su accesibilidad, dado que será albergado por el Banco Mundial. Los aportes prometidos en Dubai son muy inferiores a lo requerido: tan sólo $700 millones de dólares –cuando se estima, por ejemplo, que las devastadoras inundaciones de 2022 en Paquistán provocaron daños por valor de $30.000 a 40.000 millones de dólares.(1)

“Como era de esperar, hemos visto cómo los países más ricos eludieron sus obligaciones en esta COP. Sin dinero ni medios de aplicación, a los lugares más afectados por el cambio climático se los deja con las manos vacías y promesas vacías. Necesitamos billones de dólares y nos han dado migajas, y para colmo con más endeudamiento”,

alertó Bareesh Chowdhury, de la Bangladesh Environmental Lawyers Association (AT Bangladesh).

Más de 2400 representantes de grupos de presión por los combustibles fósiles tuvieron presencia en la cumbre,(2) que se caracterizó por la dura represión de las voces de los pueblos, tanto dentro de la CMNUCC como en el contexto nacional.(3)

“Mientras que la COP28 le extendió la alfombra roja a las grandes empresas, los llamamientos de las y los activistas en favor de resultados justos para los pueblos y las personas fueron objeto de censura. Es imposible que haya justicia climática si no se respetan los derechos humanos, y no nos silenciarán mientras sigan lloviendo bombas sobre Gaza y Palestina siga ocupada, mientras grandes empresas arrasen territorios indígenas y quienes detentan el poder consideren desechables a los pueblos y personas que se hallan en la primera línea de impactos de la crisis climática», 

sostuvo Lise Masson, de ATI.

– fin – 

Contacto con los medios: 

Madeleine Race, madeleine@foei.org (habla inglés, francés y castellano)

Referencias:

  1. Cifras del Concejo de Cambio Climático de Paquistán. Ver artículo: https://www.bloomberg.com/news/articles/2022-10-19/flood-losses-now-estimated-at-40-billion-pakistan-officals-say 
  2. Cifras de la coalición Kick Big Polluters Out. Ver comunicado de prensa: https://kickbigpollutersout.org/articles/release-record-number-fossil-fuel-lobbyists-attend-cop28 
  3. Mientras la atención de todo el mundo estaba puesta en la COP28, el país anfitrión reprimió a las y los disidentes. Ver artículo: https://www.ft.com/content/f9249386-fb39-4786-b43d-f27933475b87

Imagen de Hanae Takahashi, Amigos de la Tierra Japon.