Primera parte: ¿Cómo llegamos hasta aquí?

Cuando Amigos de la Tierra Internacional cumplió 50 años en 2021 nos tomamos un momento para reflexionar sobre nuestra trayectoria hasta la fecha y el papel de la federación mientras la humanidad enfrenta sus mayores desafíos. 

El trazado de la historia es claro. Amigos de la Tierra Internacional fue fundada en 1971 por cuatro grupos -Francia, Suecia, Inglaterra y Estados Unidos. Diez años más tarde se creó un secretariado internacional, al principio conformado por voluntarias/os que rotaban de país a país. En 1983 ya contábamos con 25 miembros y se eligió un comité ejecutivo para supervisar a la federación. En 1986 la asamblea general anual se llevó a cabo por primera vez en una organización del Sur Global, Sahabat Alam Malasia/Amigos de la Tierra Malasia. Con presencia actualmente en 73 países, somos la organización ambiental de base más grande del mundo.

¿Pero cómo se produjo esta notable evolución? ¿Y cómo nos posicionamos para cumplir con los desafíos que se vienen? 

Para responder estas preguntas, en 2021 el presidente actual y las/os expresidentas/es de Amigos de la Tierra Internacional (Ricardo Navarro, Meena Rahman, Nnimmo Bassey, Jagoda Munic, Karin Nansen y Hemantha Withanage) y un miembro fundador de la red (Edwin Matthews) hablaron con Amelia Collins del secretariado internacional y José Elosegui de  Radio Mundo Real. La sesión fue grabada por Radio Mundo Real en forma de podcast, y esta es una transcripción editada de la conversación. Para mayor información sobre las/os participantes, deslizar hasta la parte final del documento.

Primera parte

Friends of the Earth International group photo from the early 1970s
Foto grupal de Amigos de la Tierra Internacional de principios de la década 1970.
© Amigos de la Tierra Internacional

Edwin: Todas las personas tenemos ideas de vez en cuando, algunas buenas, otras malas. Yo tuve una muy buena idea, que fue tomar Amigos de la Tierra, que había sido fundada en Estados Unidos por David Brower y convertirla en algo mundial -trasladar la idea y el nombre a cada país. Porque evidentemente, nuestros desafíos ambientales no estaban limitados por las fronteras nacionales. 

Así es que procedí a crear Amigos de la Tierra en Francia, con muchas otras personas, y luego Amigos de la Tierra en el Reino Unido, con muchas otras personas, y Amigos de la Tierra en Suecia con otras personas. 

Cada uno de estos comienzos es una conversación entera en sí misma. Pero en 1971 comencé a pensar cómo podíamos tejer todos estos grupos independientes entre sí. Todos tenían el mismo nombre, que fue concebido por la esposa de David Brower, Anne Brower. ¿Pero cómo se relacionan entre sí? ¿Y cómo podemos coordinarnos? 

En ese momento era abogado en París. Me parecía muy importante que se mantuviera la independencia y diversidad de los distintos grupos nacionales y que se mantuviera la energía de la organización y el activismo de base. No estaba interesado en un órgano de gobierno general, sino en una especie de asociación. Busqué precedentes y lo más cercano que encontré fue la Cruz Roja. 

Procedí a redactar los primeros estatutos de Amigos de la Tierra Internacional como asociación o colaboración de organizaciones independientes, cada una hablando en su propio idioma, cada una traduciendo el movimiento ambiental y nuestras inquietudes en términos de lo que resonara en su propia cultura. 

Me parecía importante que no fuera Estados Unidos quien les dijera a los demás cómo hacerlo o les dijera qué significaba el ambientalismo en otros países. Depende de cada una/o de nosotras/os, con nuestra propia cultura, nuestros propios prejuicios, nuestros propios sueños y esperanzas traducir qué es lo que significa cuidar el planeta.

«Depende de cada una/o de nosotras/os, con nuestra propia cultura, nuestros propios prejuicios, nuestros propios sueños y esperanzas traducir qué es lo que significa cuidar el planeta». – Edwin Matthews

Y en realidad esto se ha desarrollado de forma hermosa dentro de Amigos de la Tierra Internacional porque cada grupo ve los desafíos ambientales de forma distinta y la diversidad es bastante emocionante. 

En un principio incluía a Francia, el Reino Unido, Suecia y Estados Unidos. Creo que tuvimos nuestra primera reunión en París en 1971. Nos reunimos por varios días y terminamos con una larga caminata en el bosque de Rambouillet con -por supuesto- un almuerzo francés en una posada en el bosque. Fue un momento maravilloso. Luego tuvimos otras reuniones en Suecia y Londres y en otras partes. Así es básicamente cómo comenzó. 

Lo importante, creo, es que la independencia de los grupos y el sentido de que todos cooperan hacia un fin en común, se ha mantenido. Y estoy feliz por eso. 

Les diría a todas/os ustedes y a todas las personas del planeta -todas/os tenemos ideas- que tomen su idea y hagan algo con ella. Esto, en todo caso, es de lo que se trata Amigos de la Tierra. No se trata sólo de hablar, se trata de hacer.

«Toma tu idea y haz algo con ella. Esto es de lo que se trata Amigos de la Tierra. No se trata sólo de hablar, se trata de hacer». – Edwin Matthews

Ricardo at Climate COP Poznan December 2008
Ricardo Navarro (tercero desde la izquierda) en la COP de la CMNUCC de 2008 en Poznan, Polonia.
© Amigos de la Tierra Internacional 

Ricardo: Es realmente asombroso. Ahora somos alrededor de 2 millones y medio de personas en diferentes países. Uno de los aspectos maravillosos (de nuestra federación) es que mantenemos la diversidad, esto es extremadamente importante. Por supuesto, todas/os trabajamos en pos de un mundo sustentable, en términos ambientales, sociales, políticos. Pero somos diversas/os y eso es muy importante porque no es una idea desarrollada en un país. Tenemos que agradecerte, Edwin, por todo el esfuerzo. Es increíble que lo hayas empezado hace 50 años. 

Edwin: Pero además no es muy largo, porque el mundo se está moviendo más y más rápido, y no en el buen sentido, para nada. Pero Amigos de la Tierra es una avenida esperanzadora que creo que representa una gran promesa para el futuro. 

Me perturba muchísimo lo que le está sucediendo a nuestra civilización y a la vida en el planeta. Y creo que en los últimos 50 años hemos desarrollado problemas muy graves que amenazan nuestra propia existencia, y si no los atacamos juntas/os -cada una/o en su país a su propia manera- no habrá esperanza. En un sentido, Amigos de la Tierra ofrece esperanza, y la necesitamos más que nunca. 

Jose: Gracias, Edwin. Ahora, Meena, me gustaría preguntarte cómo consideras que ha cambiado el ambientalismo a lo largo de los años y cómo ha evolucionado Amigos de la Tierra. 

Meena Rahman speaking to delegates at the 2008 Biannual General meeting in Honduras
Meena Rahman le habla a delegadas/os en la Asamblea General Bienal de 2008 en Honduras.
© Amigos de la Tierra Internacional

Meena: Gracias, Edwin y también Ricardo por capturar un poco de esa historia, la evolución e importancia de Amigos de la Tierra Internacional, y la diversidad y conexión con las bases. 

Represento a Amigos de la Tierra Malasia. Sahabat Alam Malasia es una traducción literal de Amigos de la Tierra Internacional en malayo. Fuimos las/os primeras/os en ser anfitrionas/es de una asamblea de Amigos de la Tierra Internacional en el mundo en desarrollo y demostrar que es una organización que está conectada con las comunidades de base. 

En ese momento, muchas/os de nosotras/os estábamos involucradas/os en las luchas sobre bosques, en el movimiento de bosques tropicales etc, y la lucha por los derechos de los Pueblos Indígenas, pero la conexión con Amigos de la Tierra Internacional fue una base muy importante para nosotras/os, realmente nos ayudó en nuestras luchas locales. Creo que esa es la belleza de esta organización, esta federación, la conexión desde las bases. No se trata de grupos de conservación típicos, sino de apoyar realmente las luchas de las comunidades locales, Pueblos Indígenas, campesinas/os y pescadoras/es, etc., en la primera línea. Esto sigue ocurriendo y es muy emocionante. 

«Esa es la belleza de esta organización, esta federación, la conexión desde las bases. No se trata de grupos de conservación típicos, sino de apoyar realmente las luchas de las comunidades locales, Pueblos Indígenas, campesinas/os y pescadoras/es, etc., en la primera línea». – Meena Rahman

Me gustaría reflexionar sobre el hecho que suponemos que crear y llegar a un acuerdo sobre nuestra visión y misión fue fácil para esta federación. No fue para nada fácil. Esa es la siguiente parte de la historia que me gustaría compartir.  

Friends of the Earth International group photo in front of  the business ‘fat cat’ that was used to highlight the failures of the Davos World Economic Forum, at the biannual general meeting, Switzerland, 2002
Foto grupal de Amigos de la Tierra Internacional frente al «empresario ricachón» que se usó para poner de manifesto
los fracasos del Foro Económico Mundial de Davos, en la Asamblea General Bienal, Suiza, 2002.
© Martin Galea De Giovanni/Amigos de la Tierra Malta

Comencé a trabajar activamente en Amigos de la Tierra en la asamblea de Beatenberg [AGB organizada por Pro Natura/Amigos de la Tierra Suiza en 2002 como anfitriones]. Para aquellas/os de nosotras/os que hemos participado en las asambleas generales anuales de Amigos de la Tierra (en ese entonces) o las asambleas generales bienales (ahora), es realmente maravilloso: tienes banderas y países y gente sentada alrededor de la mesa, con normas y procedimientos. Realmente era como unas Naciones Unidas en miniatura. Era bastante abrumador para una persona muy nueva. 

Pero fue en esa época que nos dimos cuenta de que no teníamos una visión clara, no teníamos una misión clara. Cada una/o veíamos las cosas desde nuestro propio contexto y nuestras propias circunstancias. 

La visión y misión de Amigos de la Tierra Internacional que tenemos ahora surgió tras un proceso enorme. Es algo que no podemos dar por sentado, porque en ese momento en el que comencé a involucrarme en la federación era bastante claro que había una lucha de paradigmas en términos de la disputa Norte-Sur. Recuerdo particularmente a nuestras hermanas y hermanos de la región de América Latina (ATALC) cuestionando a la federación acerca del paradigma, la ideología, el contexto de nuestras luchas e impugnando el capitalismo y el neoliberalismo. 

Podríamos habernos dividido en añicos o reagruparnos, y creo que hicimos un gran proceso a partir de esa gran confrontación y eso fue una lección muy importante. De las confrontaciones surge una evolución de cambios.

Tuve el honor y placer de dirigir a la federación en esa época en la que me involucré en el proceso de la red para solucionar el problema. Estábamos en una isla de Colombia, donde había un gran enfrentamiento entre algunas/os de ustedes. Eran todos hombres, no había mujeres y esa era otra crítica que teníamos. Karin estaba allí, pero en ese momento había muy pocas mujeres. Era difícil porque por supuesto somos personas muy apasionadas. 

Pero el proceso de la red tuvo como resultado una consulta con los grupos miembro, de abajo hacia arriba, por lo que cada palabra que ven en la visión y la misión fue disputada. De cada región fue un proceso participativo, fue una lucha y nunca dimos por sentada ninguna palabra. Fue un camino hermoso. Reunimos a la federación con una visión y misión muy claras, y con un plan estratégico que sigue orientando a la federación hoy en día. 

«Cada palabra que ven en la visión y la misión fue disputada. De cada región fue un proceso participativo y nunca dimos por sentada ninguna palabra». – Meena Rahman

De alguna manera esos conflictos han desaparecido y estamos evolucionando -hemos evolucionado- en una federación mucho mejor. 

Este fue el período 2004-2008. Yo fui en gran medida parte de ese proceso para garantizar que la federación se volviera mucho más fuerte. Y me alegro de haber traspasado el mando a las/os siguientes presidentas/es para que dirijan la federación en lo que es ahora. 

Press interviewing Nnimmo Bassey during an action to support African nations at the 2009 UNFCCC COP in Copehnagen
Medios entrevistan a Nnimmo Bassey durante una acción en apoyo a las naciones
africanas en la COP de la CMNUCC de 2009 en Copenhague.
© Amigos de la Tierra Internacional

Nnimmo: Muchas gracias, Meena. Hiciste un gran trabajo, y tuvimos la suerte de tenerte en la federación en ese momento. Realmente fue un proceso muy difícil. A veces te dolía la cabeza de sólo sentarte a debatir lo que finalmente se aceptó como visión y misión de la federación. Pero fue fantástico. 

Hoy cuando miro hacia atrás, especialmente las tres palabras clave que capturan todo lo que hacemos -movilizar, resistir, transformar- no puedo imaginarme lo difícil que fue llegar a eso. Mucha colaboración, muchas dificultades. 

Como todo esto se había establecido tan claramente, cuando fui presidente era más o menos fácil ver cómo se iba a implementar. Igual no fue muy fluido porque había pequeños focos de -no diría resistencia, sino que todavía había que hacer muchas aclaraciones y algunas personas no entendían del todo cuál sería el impacto de la visión y la misión. 

Sé que también fue hermoso, realmente demostró que el enfoque de abajo hacia arriba para construir una visión y misión y organizarnos subraya el hecho de que somos una federación de base. La naturaleza de base prospera en la diversidad. Sin una tierra saludable no es posible tener biodiversidad saludable por lo que las bases, la base de la federación era -es- vital. 

Creo que esto es lo que mantiene la vitalidad de la federación, la diversidad y las diferencias y los puntos en común. Estas son las cosas que han ayudado a la federación a mantenerse fuerte, a seguir siendo inclusiva y ser la federación de la que todos los grupos quieren ser parte. Lamentablemente, o afortunadamente, no tenemos múltiples grupos dentro de los países, pero seguimos teniendo una gran red de grupos dentro de los países con los que colaboramos. 

«La diversidad y las diferencias, y los puntos en común, estas son las cosas que han ayudado a la federación a mantenerse fuerte, a seguir siendo inclusiva y ser la federación de la que todos los grupos quieren ser parte». – Nnimmo Bassey

Y así, a lo largo de los años, esta visión y misión han nutrido la red.

Lo que realmente me impactó fueron los grandes pasos que dio la federación en momentos clave, especialmente a través de actividades mundiales como en la COP15 de Copenhague. La Cumbre de los Pueblos en Cochabamba en 2010 fue otro momento vital donde vimos el papel clave que Amigos de la Tierra Internacional tuvo en el movimiento que finalmente surgió con el borrador de la Declaración de los Derechos de la Madre Tierra, y los principios (relacionados) que usamos incluso ahora para luchar por la justicia climática y proteger la Madre Tierra. 

Entonces hoy, cuando miro el grupo, los programas de la federación, y cómo están creciendo, todo lo que puedo decir es más energía para las/os activistas, más energía para la gente y más fortaleza para nuestros pueblos. Trabajamos sabiendo que al final vamos a conseguir el panorama y la visión clara que tenemos como federación. 

Estas fuertes referencias a lo largo de los años han sido muy útiles para alinearnos en el camino correcto dadas las luchas existenciales que enfrentamos en este momento, ya sea el cambio climático, las injusticias económicas, el neocolonialismo y todos los ataques contra  defensoras/es de derechos humanos, y las disparidades de género. Luchar contra todo esto ha sido posible porque tenemos un camino claro. Quiero agradecer a todas las personas que sentaron las bases para que esto suceda. Gracias a Edwin, Ricardo, Meena y a todas/os quienes llevaron adelante el trabajo: Jagoda, Karin y ahora Hemantha. Les mando mucha fuerza en el campo de batalla, por así decirlo. 

«Ya sea el cambio climático, las injusticias económicas, el neocolonialismo, todos los ataques contra defensoras/es de derechos humanos, disparidades de género, luchar contra todo esto ha sido posible porque tenemos un camino claro». – Nnimmo Bassey

Jagoda Munic during a sit-in to protest the draft agreement at the 2015 UNFCCC COP21 in Paris.
Jagoda Munic durante una manifestación en protesta al borrador del acuerdo en la COP21 de la CMNUCC de 2015 en Paris.
© Wale Obayanju ERA/Amigos de la Tierra Nigeria

Jagoda: Nnimmo, gracias por guiarnos en este mar agitado como un excelente capitán del barco. Estos documentos que hemos adoptado, los estamos usando hasta hoy en día, lo que demuestra su calidad y cómo siguen siendo relevantes, quizás ahora más que nunca. 

Después de Nnimmo no fue fácil ocupar los zapatos de mis predecesores. Fue justo después de la crisis económica de 2007, por lo que había mucha gente hablando sobre el sistema económico, inclusive nosotras/os. 

Después de la misión, visión y de decidir nuestras formas de trabajar, de hacer campañas, en 2012 tuvimos un importante debate sobre los sistemas socioeconómicos y luego sobre cómo medimos el cambio de sistema, cómo podemos implementar nuestra visión de mundo, que es completamente diferente de lo que vemos hoy: está basada en la justicia socioambiental y la justicia económica. 

Esto se debatió entre 2012 y 2014 y en 2014, en la AGB de Sri Lanka, adoptamos unas orientaciones sobre el cambio de sistema. Diría que siguen siendo válidas y útiles hoy en día. Es maravilloso ver cómo están integradas en nuestro trabajo a nivel nacional, regional e internacional, pero también me gustaría ver, quizás el año próximo, mayores avances sobre esto. 

Lo otro que me gustaría compartir es que también intentamos tener una mayor convergencia política. La diversidad es muy importante -enfrentamos diferentes situaciones alrededor del mundo, los grupos son más grandes o más pequeños, pero esta coordinación política es realmente importante, todas/os estamos contribuyendo a las mismas metas. 

En mi mandato también mejoramos la forma en que trabajamos en torno a la solidaridad. La discusión sobre como quizás deberíamos enfocarnos en un mayor apoyo estratégico de solidaridad a largo plazo en algunos países surgió en ese entonces. En 2016 fue asesinada Berta Cáceres por lo que tuvimos misiones en Honduras; en 2013 tuvimos una misión a Palestina donde también nos reunimos con activistas palestinas/os. Y discutimos de qué manera podemos brindarles mejor apoyo. 

Esta es la base que veo que se está implementando incluso mejor hoy en día y me alegra que todo este gran trabajo que hicimos en esos años nos permitió sobrevivir hasta hoy, e incluso ajustarnos a las circunstancias extraordinarias de la pandemia que surgió bajo la presidencia de Karin. 

Environmental justice is at the core of everything we do nowadays. Karin Nansen speaking at a press conference at the UN Binding Treaty on transnational corporations and Human rights, in Geneva, October 2017
La justicia ambiental está en el centro de todo lo que hacemos hoy en día. Karin Nansen durante una conferencia de prensa
por el Tratado de la ONU sobre empresas transnacionales y derechos humanos en Ginebra, octubre de 2017.
© Victor Barro/Amigos de la Tierra Internacional

Karin: Gracias, Jagoda, y amigas/os. Es maravilloso poder reflexionar sobre cómo ha evolucionado nuestra historia y cómo ha sido un proceso muy participativo y colectivo. A pesar de haber enfrentado muchas crisis y desafíos a lo largo de nuestra historia, creo que nos hemos hecho más fuertes porque nos unimos. Como dijeron mis compañeras/os, nos unimos, dándonos cuenta de la importancia de la unidad, la importancia del carácter de nuestro trabajo de campaña, nuestros programas, nuestro trabajo de solidaridad

Y creo que es por esto que pudimos hacer una transición desde una perspectiva más conservacionista, o una perspectiva ambiental, más orientada por Norte al comienzo de la historia de Amigos de la Tierra Internacional. De todas formas fue positivo, no estoy criticando los orígenes, porque los orígenes tienen que ver con quiénes estaban involucradas/os y tuvieron la gran idea de unirnos. Pero a medida que se sumaron más y más grupos miembro del Sur, desarrollamos esta dimensión de justicia ambiental – la dimensión política, social y ecológica, de nuestra lucha. Nuestra dimensión de justicia se convirtió en el centro de todo lo que hacemos hoy en día en Amigos de la Tierra Internacional. 

«A medida que se sumaron más y más grupos miembro del Sur, desarrollamos esta dimensión de justicia ambiental – la dimensión política, social y ecológica, de nuestra lucha. Nuestra dimensión de justicia se convirtió en el centro de todo lo que hacemos hoy en día». – Karin Nansen

Nos dimos cuenta, por ejemplo, de la necesidad de reconocer la deuda ecológica histórica que el Norte le debe al Sur y esto es clave en el debate climático. También nos dimos cuenta de la necesidad de abandonar o enfrentar el neoliberalismo si queríamos abordar la crisis ambiental. Y esto es evidente hoy en día en el contexto de la pandemia – cómo el neoliberalismo amenaza nuestras vidas y nuestros derechos. 

Por ejemplo, luchamos contra la privatización del agua. También luchamos contra la imposición de la lógica de mercado en la política ambiental. Luchamos contra el poder de las grandes empresas transnacionales. Decidimos que estas empresas transnacionales eran un actor clave, y teníamos que enfrentar su poder, no sólo los proyectos específicos liderados por empresas transnacionales que eran muy perjudiciales. Seguimos trabajando en contra de proyectos específicos, pero también llegamos más al centro de cómo se expresa ese poder y cómo dicho poder impide avanzar en términos de políticas climáticas, en términos de políticas de biodiversidad, en términos de políticas alimentarias, etc. 

Así que después de todas estas crisis vimos más claramente el carácter sistémico de las crisis, de la crisis socioambiental o la crisis socioecológica. Se trata de una crisis sistémica y por lo tanto se requiere una agenda de cambio de sistema

La relación con las bases, como se denominó, fue muy importante para informar el cambio y el fortalecimiento de nuestra política y el trabajo conjunto. También las relaciones con otros movimientos sociales a nivel internacional, cuando comenzamos a trabajar de forma conjunta, por ejemplo, con la Vía Campesina a fines de los 90 y con la Marcha Mundial de las Mujeres a comienzos de los 2000. Convertirnos en aliados estratégicos de estos movimientos ha sido clave para el desarrollo de nuestras ideas, posiciones, narrativas, pero también para nuestras propias prácticas. Esta perspectiva más fuerte de justicia, creo yo, está muy informada por las alianzas con otros movimientos sociales, con las/os trabajadoras/es y el movimiento sindical. 

Lo mismo puede decirse de los principios que hemos desarrollado: los principios de soberanía popular, incluida la soberanía alimentaria, los principios de justicia climática, la necesidad de desmantelar el patriarcado, la necesidad de desmantelar la división sexual del trabajo, estuvieron muy informados por estas alianzas. Y lo que es más importante, la necesidad de desmantelar todos los sistemas de opresión. No podemos liderar nuestra lucha ambiental, no podemos cambiar de sistema, no podemos cambiar el mundo si no luchamos contra el racismo, si no luchamos contra el patriarcado, la opresión de clase, si no luchamos contra la heteronormatividad pero también el colonialismo y el capitalismo. 

Así es como se ha desarrollado nuestra historia, uniéndonos, teniendo muchas discusiones y dándonos cuenta de la naturaleza sistémica de la crisis y nuestra responsabilidad como organización de base para hacerle frente realmente a la crisis ambiental desde una perspectiva social, desde una perspectiva feminista, desde una perspectiva de clase. Esto fue algo que surgió con fuerza en nuestra AGB de 2018 en Nigeria, la necesidad de entender mejor los asuntos de clase que permean todas las luchas ambientales que estamos liderando. 

«Así es como se ha desarrollado nuestra historia, teniendo muchas discusiones y dándonos cuenta de la naturaleza sistémica de la crisis y nuestra responsabilidad como organización de base para hacerle frente realmente a la crisis ambiental desde una perspectiva social, desde una perspectiva feminista, desde una perspectiva de clase». – Karin Nansen

Así que creo que darnos cuenta de que también tenemos que organizarnos más, para fortalecer el poder popular, es parte de este camino que hemos hecho juntas/os y cómo hemos podido construir esta solidaridad a nivel internacional

Hemantha Withanage marching for climate justice at the UNFCCC COP23 in Bonn, Germany, 2017
Hemantha Withanage en marcha por la justicia climática en la COP23 de la CMNUCC en Bonn, Alemania, 2017.
© Amelia Collins/Amigos de la Tierra Internacional

Hemantha: Gracias, Karin. 

Creo que ya superamos los límites planetarios y la destrucción de la biodiversidad ya es una realidad; el cambio climático ya se ha vuelto una grave catástrofe y en varios lugares están apareciendo muchas/os refugiadas/os climáticas/os. Vemos que la justicia ambiental está en peligro, hay muchas personas por debajo de la línea de la pobreza, especialmente en los países en desarrollo. 

Esta pandemia ya ha hecho aflorar nuevamente muchas crisis diferentes. La federación es una especie de movimiento de justicia ambiental y un proceso donde todos los actores vienen de distintos países, desarrollan identidades colectivas y son capaces de definir la justicia de forma conjunta. La movilización transfronteriza es un proceso muy importante incluso hoy en día. 

Amigos de la Tierra Internacional tiene una estructura federal que es muy distinta a la de muchas otras organizaciones conservacionistas. Creo que esta es una de las razones por las cuales pudimos reunir distintos grupos pequeños y grandes de diferentes países. Por ejemplo, entre los 73 países, países como Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos, Países Bajos tienen grandes grupos de justicia ambiental sumados a esta red. De Asia podemos ver a Amigos de la Tierra Indonesia / WALHI que es muy grande, es una coalición de más de 400 organizaciones. La Federación Coreana de Movimientos Ambientales (KFEM), es decir Amigos de la Tierra Corea del Sur, es un grupo enorme. 

Al mismo tiempo hay grupos más pequeños que también luchan en el mismo frente juntos debido a esta estructura que hemos construido a lo largo de los años. Siempre que sea posible movilizar a los grupos, ese será nuestro campo de batalla. 

«Siempre que sea posible movilizar a los grupos, ese será nuestro campo de batalla». – Hemantha Withanage

Hemos usado este tipo de momentos en Johannesburgo en 2002 durante la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible donde algunas/os de nosotras/os participamos en esta enorme movilización en la que caminamos durante casi nueve horas desde una pequeña comunidad. Aquí es donde también surgen algunas de las diferencias entre los grupos del Norte y los grupos del Sur. En 2012 nos sumamos a movimientos en Brasil para protestar contra los organismos de la ONU y cómo están usando ese espacio para la cooptación empresarial y cómo los grandes países ricos que dominan las decisiones no dan suficiente espacio a los países más pequeños. 

Recuerdo en Copenhague en 2015, cuando el grupo de jóvenes de Amigos de la Tierra desplegó una pequeña pancarta y nos prohibieron la entrada, por lo que las 90 personas del grupo de Amigos de la Tierra nos sentamos y manifestamos: este es el tipo de batalla que hemos dado. En 2019 nos sumamos a la campaña por el clima en Madrid. Hay muchas ocasiones en las que hemos trabajado junto con grupos afines y comunidades locales, comunidades indígenas y toda clase de grupos de hombres y mujeres para luchar contra estas injusticias y luchar por la justicia. 

Creo que Amigos de la Tierra Internacional es un foro muy importante en el que podemos reunir a varios grupos grandes. En la asamblea general bienal del año pasado incluso conseguimos que un gran grupo de India se sume a Amigos de la Tierra Internacional. Seguimos buscando nuevos miembros en otros países de Asia Central y los países del Mekong y otros países africanos y latinoamericanos para hacer que más y más grupos miembro se sumen a la federación. 

La batalla que comenzamos, que ustedes comenzaron, hace 50 años, continúa. Estamos construyendo esta federación, sumando a más y más grupos afines.

Más información: continuar a la segunda parte.
Escuchar: podcast original en inglés 

Friends of the Earth International AGM in USA, 2002
Asamblea General Anual de Amigos de la Tierra Internacional en Estados Unidos, 2002.

Participantes

  • Edwin Matthews, uno de los primeros directores de Amigos de la Tierra en Estados Unidos (creada en 1986-89) y muy coadyuvante en la fundación de Les Amis de la Terre en Francia en 1970, Amigos de la Tierra Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte en 1971 y Amigos de la Tierra Internacional. 
  • Ricardo Navarro, de CESTA/Amigos de la Tierra El Salvador, presidente de Amigos de la Tierra Internacional de 1999 a 2004. 
  • Meena Rahman, de Sahabat Alam Malaysia (Amigos de la Tierra Malasia), presidenta de Amigos de la Tierra Internacional 2004-2008. 
  • Nnimmo Bassey, presidente de Amigos de la Tierra Internacional 2008-2012. 
  • Jagoda Munic, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional 2012-2016 y actual directora de Amigos de la Tierra Europa
  • Karin Nansen, REDES/Amigos de la Tierra Uruguay, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional 2016-2021.
  • Hemantha Withanage, Centre for Environmental Justice/ Amigos de la Tierra Sri Lanka, quien asumió el cargo en julio de 2021.

Imagen principal: 
Participantes del programa de radio en celebración del 50° aniversario de Amigos de la Tierra Internacional
© Nicolas Medina/Radio Mundo Real