Las empresas más grandes del mundo a menudo se ven implicadas en violaciones de derechos humanos y ambientales, sin embargo, esos delitos quedan impunes.

Es por esto que Amigos de la Tierra tiene planeado llevar a juicio a Shell y exigir leyes nacionales e internacionales vinculantes para que las grandes empresas rindan cuentas ante la justicia.

En una carta enviada a Shell el 4 de abril, Amigos de la Tierra Países Bajos sostiene que con su estrategia de negocios y sus actividades la empresa está incumpliendo su deber de cuidado y provoca daños climáticos en todo el mundo y está socavando el Acuerdo de París.

A continuación presentamos ocho de los escándalos empresariales más inmorales –y a menudo ilegales—cometidos por Shell, que sacaremos a la luz y que justifican por qué la empresa debería ser llevada ante la justicia.

1. Shell destina $22 millones de dólares por año al trabajo de cabildeo contra las políticas climáticas

Shell sostiene públicamente que se acoge al Acuerdo de París sobre el clima, pero lo que ocurre tras bambalinas es bastante diferente. Según distintas investigaciones, Shell destinó aproximadamente $22 millones de dólares en 2015 a actividades de cabildeo contrarias a las políticas climáticas. Entre las 25 empresas más grandes del mundo, las que tienen el mayor impacto negativo sobre las políticas relativas al clima son Shell, Exxon, IBM, Total y Pfizer, a través de sus gremiales industriales.

2. Shell sabía que sus actividades causarían cambios climáticos catastróficos

Documentos internos confidenciales y el video producido por la propia Shell «Climate of Concern» revelan que Shell ha tenido conocimiento de los peligros del cambio climático desde hace más de 30 años. El video de Shell señala que el cambio climático podría ocurrir de forma tan repentina que la sociedad no tendría oportunidad de adaptarse a esa situación. Shell advierte al público que el cambio climático generará muchos refugiados climáticos debido al ascenso del nivel del mar y otros cambios ambientales catastróficos. El video termina sosteniendo que «tomar medidas inmediatas es la única garantía segura que tenemos». Sin embargo, la empresa sigue enfocada en los combustibles fósiles.

3. Shell está transformando el Delta del Níger en zona de desastre

Shell extrae petróleo del Delta del Níger desde hace más de medio siglo, lo que le ha generado ganancias de miles de millones de dólares. Sin embargo, la mayoría de la gente que vive en la región del Delta jamás llega a ver nada de esos miles de millones de dólares, pero se ve obligada a vivir en medio de la contaminación provocada por la explotación petrolera que ha tornado inhabitables varias comunidades. Amigos de la Tierra Países Bajos, junto con cuatro campesinos nigerianos, entabló una demanda judicial contra Shell en 2008. Ya pasaron 10 años y aún no se ha emitido un fallo final. Dos de los demandantes ya fallecieron desde entonces y los pobladores siguen viviendo en un ambiente severamente contaminado.

4. Shell es co-responsable de asesinatos en Nigeria

Según Amnistía Internacional, Shell estuvo involucrada en varios asesinatos, torturas y violaciones perpetradas por organizaciones paramilitares en Nigeria en la década de 1990. Los ejecutivos de Shell probablemente sabían de estas atrocidades. Al fin y al cabo, Shell había insistido en la necesidad de contar con apoyo militar, incluso después que salió a la luz pública que las fuerzas de seguridad habían asesinado, torturado y violado a manifestantes.

5. Shell evade impuestos

Shell sostiene que los países donde opera deben beneficiarse de su presencia. Pero cuando Shell habla de beneficios aparentemente no se refiere a pagar impuestos en los países donde extrae petróleo. De hecho, Shell recibió reintegros fiscales netos en el Reino Unido y Alemania en 2016. Shell registró 44 sociedades de responsabilidad limitada en Bermuda, 168 en Países Bajos, además de otras en Mozambique, Filipinas y Kazajistán. Esto significa que una gran parte de los ingresos de Shell no son gravados. Esta modalidad puede no ser ilegal (aún), pero sí es inmoral. Los países en desarrollo podrían definitivamente darles buen uso a esos ingresos fiscales no recaudados.

6. Shell convirtió una hermosa bahía en un desierto de asfalto

Shell tiene una refinería en Curazao en el Caribe desde 1915. La enorme demanda de combustible para la aviación –que usa productos de petróleo ligero—durante la 2da Guerra Mundial, significó que la demanda de petróleo más pesado se desplomara. Esto dejó a las refinerías de Shell con muchísimo asfalto, un derivado líquido del petróleo. Shell simplemente vertió este asfalto en zonas de humedales de manglar en la Bahía de Busca en Willemstad. Hasta 1953, se habían vertido entre 1.5 y 2 millones de toneladas de desechos en este «lago» que hasta el día de hoy se conoce como el Lago de Asfalto.

7. Shell está implicada en el soborno de un ex ministro de petróleo para obtener acceso a un yacimiento de petróleo en alta mar

En 2011, Shell y la petrolera italiana Eni pagaron más de mil millones de dólares por un yacimiento de petróleo en la costa de Nigeria. La mayor parte de este dinero desapareció en los bolsillos de David Etete, un ex ministro de petróleo corrupto, condenado a prisión por lavado de dinero. Los correos electrónicos que se filtraron demuestran que Shell sabía de esto. Varios altos ejecutivos de Shell fueron citados a comparecer por este asunto ante un tribunal italiano. Una subsidiaria de Shell también fue acusada de corrupción en Nigeria y el caso está siendo investigado en Países Bajos, el Reino Unido, Estados Unidos y Suiza.

8. Shell está intentando eludir su responsabilidad civil por los daños ocasionados por un terremoto en Groningen, Países Bajos

Shell viene lucrando desde hace décadas de la explotación de gas en Groningen. Pero la extracción de gas llevada a cabo por NAM (una empresa de petróleo y gas que es copropiedad de Shell y Exxon por partes iguales) está provocando terremotos y ocasionando daños a las viviendas de la gente. Varios tribunales han dictaminado que Shell es responsable de los daños, pero la empresa está haciendo todo lo posible para eludir su responsabilidad. Aparentemente con esa intención, en junio de 2017 Shell decidió no garantizar más las deudas de NAM.

Apoya a Amigos de la Tierra Países Bajos en su demanda judicial contra Shell

Si Shell no cesa de destruir el clima, Amigos de la Tierra Países Bajos demandará a la empresa. Necesitamos que el resto del mundo apoye nuestros esfuerzos para llevar a Shell ante la justicia. Por favor suma tu nombre en apoyo a la demanda judicial presentada por Amigos de la Tierra Países Bajos.