Este informe analiza cómo los actores del sector de los combustibles fósiles procuran ampliar el mercado voluntario de carbono para permitir que continúe la economía de los combustibles fósiles. 

Se prevé que la demanda de compensación de carbono se dispare en los próximos años, por varios motivos: La COP26 de 2021 autorizó un mecanismo de comercio de carbono mundial (Artículo 6); cada vez más países están detrás de metas de “cero neto”; están surgiendo nuevos esquemas de compensación del sector del transporte marítimo y la aviación; y las grandes empresas de combustibles fósiles están maquillando de verde sus emisiones continuas con compensaciones “basadas en la naturaleza”.

La única manera en que se podrá contener el aumento de la temperatura por debajo de 1,5°C es una transición rápida, justa y equitativa hacia un sistema de energía renovable centrado en los pueblos.  No hay lugar para la compensación de emisiones en el camino hacia un futuro libre de combustibles fósiles.

El informe fue escrito por la profesora Doreen Stabinsky, autora también de En busca de unicornios de carbono en 2021. Es publicado por Amigos de la Tierra Internacional con el apoyo de 32 aliados del movimiento de justicia climática.