18 de junio de 2015  – Hoy, en respuesta a la publicación del Papa Francisco de una encíclica sobre medio ambiente [1], Lucy Cadena de Amigos de la Tierra Internacional declaró:
“El Papa Francisco tiene razón al sostener que hay un imperativo moral para combatir el cambio climático de forma urgente y ambiciosa. Es amigo de la tierra y de las personas más pobres y vulnerables. Abordar el problema del cambio climático es una cuestión de justicia: quienes menos han contribuido a provocar la crisis están sufriendo las peores consecuencias”.

“El pontífice se ha sumado a la larga lista de líderes religiosos, movimientos sociales y ambientales, de jóvenes y trabajadores y pueblos indígenas que están enfrentando el cambio climático mediante la resistencia, la solidaridad y la compasión”.

En una denuncia fundamental contra las “falsas” soluciones a la crisis climática, el Papa advirtió de los peligros de tener “fe ciega” en las soluciones técnicas y en la financiarización de la naturaleza a través de los créditos de carbono.

Lucy Cadena añadió: “El Papa Francisco está reflejando las demandas de las comunidades y los movimientos de todo el mundo que quieren soluciones reales ahora. Necesitamos medidas que beneficien a todos y no a las falsas soluciones promovidas por las empresas”.

“Felicitamos a las comunidades y a los movimientos de todo el mundo por su labor en restablecer el equilibrio de la vida en la Tierra, llevar a cabo soluciones comunitarias de energía renovable, resistir a la energía sucia y unirse para construir el movimiento por la justicia climática.

Los responsables de la mayor deuda ecológica, los países industrializados, deben actuar de inmediato y con ambición. Las empresas sucias que han abusado del planeta durante mucho tiempo nos han llevado al borde de una catástrofe ambiental y social. Las palabras del Papa Francisco hoy coinciden con el aumento de la demanda popular de soluciones urgentes, ambiciosas y equitativas para combatir la crisis climática. [2]

El pontífice también advirtió sobre los peligros sociales, económicos y ambientales de la agricultura industrial, como los que plantean los cultivos genéticamente modificados (GM) y los plaguicidas.

“El Papa Francisco hace un llamamiento para que abandonemos los pesticidas y el modelo centrado en la tecnología que afirma alimentar al mundo, pero que en realidad está a menudo al servicio de las finanzas y el consumismo”, afirmó Kirtana Chandrasekaran, coordinadora de soberanía alimentaria de Amigos de la Tierra Internacional.

Las soluciones tecnológicas como los cultivos transgénicos destruyen a la agricultura agroecológica de pequeña escala y permiten que las corporaciones controlen nuestras tierras y el abastecimiento de semillas.

Kirtana Chandrasekaran añadió: “Las verdaderas soluciones para alimentar al mundo y nutrir a nuestro planeta están en manos de los pequeños productores. La soberanía alimentaria y la agroecología nos brindan el conocimiento de las personas y la ciencia y es hacia donde debemos dirigir nuestro apoyo”.


PARA MÁS INFORMACIÓN:


Lucy Cadena, coordinadora del programa justicia climática y energía de Amigos de la Tierra Internacional, +44 7580 270129 o lucy.cadena@foe.co.uk

Kirtana Chandrasekaran, coordinadora del programa soberanía alimentaria de Amigos de la Tierra Internacional: +30 693 8131226 o kirtana.chandrasekaran@foe.co.uk

NOTAS A LOS EDITORES

[1] Para más información: http://www.theguardian.com/world/2015/jun/18/popes-climate-change-encyclical-calls-on-rich-nations-to-pay-social-debt

[2] Para más información y para formar parte del movimiento: https://www.wearetheenergyrevolution.org/es/start/