Rubén Herrera fue liberado tras el dictamen de un tribunal de Guatemala. Miles de personas de todo el mundo expresaron su apoyo mediante una campaña por correo electrónico de Amigos de la Tierra Internacional.

En la última audiencia de Rubén Herrera se decidió otorgarle provisoriamente la libertad. Amigos de la Tierra Internacional continuará monitoreando la situación. Familiares y amigos expresaron su agradecimiento a todas las personas que enviaron un correo electrónico a las autoridades de Guatemala solicitando su liberación. Rubén Herrera fue arrestado cuando salía de su casa en el distrito de Huehuetenango, Guatemala, el 15 de marzo de este año. Rubén siempre trabajó activamente como líder comunitario en muchas campañas ambientales y por la justicia social, reuniendo a redes y organizaciones comprometidas con el bien social durante la mayor parte de su vida.

En la audiencia del 19 de marzo, Rubén y sus abogados defensores negaron firmemente los pobres argumentos en su contra, como incitación y secuestro. Sin embargo, a pesar de que el Fiscal solicitara desestimar el caso debido a la falta de pruebas, el juez ordenó que el caso continuara y que Rubén Herrara volviera a comparecer a fines de mayo. Luego de esta audiencia, el juez decidió liberarlo.

El caso de Rubén es parte de un inquietante círculo de criminalización de activistas que trabajan por los derechos humanos en esta zona de Guatemala (Barillas, Huehuetenango). La empresa española Hidralia SA está construyendo una represa hidroeléctrica en el área a pesar de que el 90% de los miembros de la comunidad local expresaron su rechazo y votaron en contra de la implementación de proyectos mineros e hidroeléctricos en una consulta realizada en 2007. Las comunidades locales han culpado repetidamente a la empresa de represión política, intimidación y manipulación de los procesos legales nacionales y locales en los últimos años. Rubén ha sido parte de los esfuerzos para exigir que la empresa se retire del área.