Amigos de la Tierra Internacional y Amigos de la Tierra Asia Pacífico están profundamente consternados e indignados por las noticias de que decenas de palestinos y palestinas fueron asesinados en la frontera de Gaza durante la apertura oficial de la Embajada de EEUU en Jerusalén.

El lunes 14 de mayo Israel usó munición viva contra manifestantes palestinos desarmados y pacíficos, con el mayor saldo de palestinos y palestinas asesinados por israelíes en un mismo día desde la pasada guerra contra Gaza en 2014. Más de 60 personas fueron asesinadas y más de 2800 manifestantes palestinos resultaron heridos (al menos 1350 de ellos por armas de fuego) a lo largo de la valla fronteriza con Gaza. El uso de armas de fuego por las fuerzas militares israelíes da fe de la aterradora indiferencia de los altos funcionarios gubernamentales y los altos mandos militares israelíes por la vida humana.

Ese lunes fue el día más sangriento desde que se iniciaron hace siete semanas las manifestaciones que reclaman el retorno de los palestinos y palestinas refugiados, conocido como la Gran Marcha del Retorno. Las protestas más recientes coincidieron con el traslado oficial de la Embajada de Estados Unidos, de Tel Aviv a Jerusalén, el mismo día que se cumplía el 70 aniversario de la creación de Israel –el día de Al Nakba o ‘día de la catástrofe’ para los más de 700.000 palestinos y palestinas que fueron expulsados de su tierra por Israel durante la Guerra de Palestina de 1948.

Decenas de miles de los dos millones de habitantes de Gaza, entre ellos hombres, mujeres y niños, así como familias enteras han estado marchando desde el 30 de marzo hacia tierras agrícolas adyacentes a la valla fronteriza israelí. Están reclamando pacíficamente su derecho a retornar a su tierra. Israel atacó a toda la gente, incluidas mujeres y niños y hasta personas discapacitas en sillas de ruedas.

La gente en Gaza viven una situación dramática y desesperante desde que Israel inició su bloqueo en 2006. Los palestinos y palestinas han tenido que soportar condiciones de vida muy malas y duras en la medida que hasta les han sido negados derechos humanos fundamentales –97% del agua no es potable y los servicios médicos son limitados, y esto se agravó desde que EEUU recortó su financiamiento a las agencias de la ONU para los refugiados palestinos.

Amigos de la Tierra Internacional y Amigos de la Tierra Asia Pacífico condenan el silencio de la comunidad internacional y su incapacidad para ponerle punto final al sufrimiento del pueblo de Gaza y levantar el bloqueo israelí contra Gaza.

Exhortamos a los líderes mundiales a que terminen de una vez por todas la horrorosa injusticia provocada por Israel –un Estado que infringe sistemáticamente el derecho internacional en la medida que no rinde cuentas ante nadie—y den por terminada para siempre la ocupación de las tierras palestinas. Por último, Amigos de la Tierra Asia Pacífico insta a la comunidad internacional a reconocer y respetar la voluntad del pueblo palestino que reclama y reivindica a Jerusalén como capital de Palestina.

Escucha el testimonio de Abeer Al Butmeh de Amigos de la Tierra Palestina en Radio Mundo Real

Nakba ambiental: Injusticia ambiental y violaciones de derechos perpetradas por la ocupación israelí en Palestina