Amigos de la Tierra Malta (Moviment Ghall-Ambjent), lleva activo en el campo ambientalista desde 1985. El grupo se estableció en un inicio como una organización paraguas con representantes de varios grupos ambientalistas y de la juventud, pero pronto se transformó en un comité de activistas. El movimiento apuesta por una sostenibilidad fuerte informada por valores ecológicos «profundos». Moviment Ghall-Ambjent entró a formar parte de FoEI en 1991.

El grupo ha concentrado sus esfuerzos en los temas de uso del suelo, energía, contaminación y desechos. Las campañas más recientes se han enfocado en el cambio climático, alimentos/biodiversidad y OGMs. El grupo ha tenido éxito en su oposición a muchos de los principales planes de desarrollo urbanístico, incluidos campos de golf, que amenazan con destruir las zonas rurales y costeras de Malta. Este trabajo está apoyado por continuas actividades educativas y por la preparación de informes sobre diversos problemas medioambientales.