En los barrios de Uruguay surgieron ollas populares como respuesta solidaria a una de las consecuencias más visibles de la crisis de COVID-19 en el país: el hambre. El apoyo de las y los agricultoras/es es esencial para mantener estos espacios de alimentación comunitarios.

En un momento en el que la salud y la nutrición están tan relacionadas, la agroecología es la forma de promover soberanía alimentaria y ayudar a la comunidad a reducir la dependencia de insumos externos. En este video conocemos a las agricultoras de la Red Nacional de Semillas Nativas, de la que REDES (Amigos de la Tierra Uruguay) es parte.

La agroecología para la soberanía alimentaria ha sido una respuesta clara a la crisis sistémica profundizada por la pandemia de COVID-19. En esta serie de videos, seis grupos de Amigos de la Tierra demuestran cómo las prácticas agroecológicas han sido la base fundamental para construir soluciones sustentables con la solidaridad en el centro.