Por primera vez en la historia un juez responsabiliza a una empresa de causar el cambio climático peligroso. Es una victoria popular y no pararemos aquí -primero Shell, y luego todos los grandes contaminadores que amenazan vidas en el mundo. La lucha por justicia